Río cerró la fosa verde porque “todo el edificio huele como a pedo”

Pleca-Rio-Sopitas

Todo empezó bien en las pruebas de agua de los Juegos Olímpicos de Río 2016. No había nada distinto a otras piscinas que se hayan usado durante una justa deportiva de este nivel… hasta que la fosa cambió de color.

El mundo entero pudo apreciar que lo que antes lucía como una gran mancha azul, ahora parecía un charco verdoso.

RIO DE JANEIRO, BRAZIL - AUGUST 09: General view of the diving pool at Maria Lenk Aquatics Centre on Day 4 of the Rio 2016 Olympic Games at Maria Lenk Aquatics Centre on August 9, 2016 in Rio de Janeiro, Brazil. (Photo by Adam Pretty/Getty Images)

La atención internacional quedó cautivada por lo que, aparentemente, era un grave caso de falta de higiene. Las competencias no se detuvieron y la FINA (Federación Internacional de Natación) aseguró que no había riesgos de salud para los atletas.

Incluso, aseguraron que todo se debía a un montón de factores que, por mala suerte, se habían combinado para que esto ocurriera. Culparon un desequilibrio químico en la alberca.

El viernes 12 de agosto, la alberca amaneció cerrada. Varios deportistas y reporteros escribieron en sus redes sociales sobre sus sospechas de que, tal vez, la FINA no les había dicho la verdad.

RIO DE JANEIRO, BRAZIL - AUGUST 09: A lifeguard sits by the edge of the diving pool at Maria Lenk Aquatics Centre on Day 4 of the Rio 2016 Olympic Games at Maria Lenk Aquatics Centre on August 9, 2016 in Rio de Janeiro, Brazil. (Photo by Adam Pretty/Getty Images)

El británico Tom Daley escribió: “La piscina está cerrada esta mañana. ¡Ojalá que eso signifique no hemos nadado en algo muy malo los últimos días!”.

Pero uno de los comentarios más coloridos sobre el tema fue de un reportero australiano llamado Tom Steinfort, que aseguró haber escuchado a un clavadista alemán quejarse de que “todo el edificio huele como a pedo.

LOL

La cuenta oficial de los Juegos Olímpicos de Río le contestó a Daley que habían cerrado la fosa para permitir que el agua dejara de agitarse para regresar al color azul de los primeros días de la competencia.

La fosa fue reabierta para los saltos de trampolín de 3 metros individuales que las atletas debían disputar el mismo 12 de agosto.

Pero, la duda sigue en pie… si ya hay deportistas que se han quejado de sentir irritación en los ojos, ¿no será que sí hay algo nocivo en las aguas de la fosa?

seguir sopitas deportes