Cine

‘Jason Bourne’, el regreso del espía que transformó el cine de acción

Después de 9 años, ‘Jason Bourne’, el famoso agente fugitivo de la CIA, está de vuelta.

Digo nueve años porque, para mí, después de ‘The Bourne Ultimatum’ (2007), se dejaron de hacer películas de la saga. ‘The Bourne Legacy’ (2012) –desafortunado remedo de secuela–, para mí no existe. Pobre de Jeremy Renner, que tendrá que cargar con esa bazofia por el resto de su vida.

Regresando al tema, ‘Jason Bourne’ está de regreso y vaya que de gran manera. La dupla que formaron Paul Greengrass (director) y Matt Damon (actor) (en la segunda y tercera entrega de la saga) retoma el proyecto después de que en 2007 dijeran que nunca más harían una película sobre ‘Jason Bourne’. En múltiples entrevistas contaron que el proceso había sido desgastante y que estaban muy cansados para continuar.

Cuando Greengrass y Damon se bajaron del barco, el estudio recurrió al director Tony Gilroy –escritor de los cuatro primeros filmes de Bourne– para dirigir un nuevo capítulo en la saga, ‘The Bourne Legacy’, que tuvo un costo de $125 millones de dólares y recaudó a nivel mundial algo así como $214 millones, números que por sí solos hacen que la película pareciera un buen negocio, pero que en realidad demuestran que al público no le gustó si la comparamos con la entrega anterior de la franquicia.

‘The Bourne Ultimatum’ tuvo $110 millones de dólares de presupuesto y logró $442 millones en las taquillas a nivel mundial. Ante estos números la película de Gilroy fue un fiasco.

Jason-Bourne1

¿Qué hizo que Matt Damon y Paul Greengrass regresaran para hacer ‘Jason Bourne’ después de que ambos dijeran que habían sacado todo de la franquicia?

Además del obvio interés del estudio y el mal sabor de boca que nos dejó la última película de la serie, tanto Damon como Greengrass aseguraron, en una entrevista que leí en The Guardian, que decidieron tragarse sus palabras porque el mundo en el que vivimos no es el mismo. Creen que todavía había mucho que decir con un personaje como el de ‘Jason Bourne’, por lo que decidieron tomar la actualidad para plantear una nueva historia en la saga.

Los pondré en contexto.

Antes de ser director, Paul Greengrass era periodista. Coescribió un libro llamado ‘Spycatcher’ en 1987 junto con Peter Wright, quien fuera director adjunto del MI5, el Servicio de Inteligencia del Reino Unido, encargado de la seguridad interna de ese país (algo así como el FBI en Estados Unidos o el CISEN en nuestro país).

Sus experiencias como periodista han marcado la carrera de Greengrass como director, dejando clara su predilección por abordar temas de actualidad, algo común en su filmografía y que vemos en películas como ‘United 93’ (2006), sobre uno de los vuelos secuestrados durante los atentados del 11 de septiembre del 2001; ‘Green Zone’ (2010), donde el mismo Damon personifica a un oficial del ejército norteamericano que decide investigar a fondo la verdad detrás de la supuesta existencia de armas de destrucción masiva en un país en una región inestable; o ‘Captain Phillips’ (2013), cuya temática aborda el secuestro del MV Maersk Alabama -primer buque de carga norteamericano en ser secuestrado en más de 200 años– a manos de piratas somalíes.

Jason Bourne - Alicia Vikander

 

Ahora, con la nueva película de ‘Jason Bourne’, Greengrass y Matt Damon (ahora como productor), comenzaron a darle vueltas a cómo el personaje encaja en el mundo de hoy, un mundo donde personas como Julian Assange, Chelsea Manning (antes Bradley Manning) y Edward Snowden han arriesgado su libertad con tal de que nosotros, los mortales, entendamos la importancia que tiene nuestra privacidad y la protección de nuestra información en tiempos de vigilancia extrema gracias al terror, el miedo, la paranoia y, nos guste o no, a la tecnología.

Hoy en día, todos tenemos acceso a cualquier tipo de información en segundos, pero intrínsecamente ofrecemos acceso a nuestra información privada al mismo tiempo. Correos, mensajes, fotos, búsquedas, toda nuestra información se hace pública por falta de protocolos correctos de seguridad.

Es cierto que cada día hay mejores herramientas para obtener esa seguridad. Nuestras apps de mensajes privados ya encriptan nuestra información pero, seamos honestos, no estamos a salvo. Por ejemplo, ¿cuántas apps manejan tu información? ¿En cuántos servicios tienes el mismo password? ¿Cuántos sitios no seguros visitas? No es por ser paranoicos pero, a menos de que tengas nociones avanzadas sobre el tema, estás regalando tu información.

Aquí un video de Matt Damon y Alicia Vikander hablando la privacidad y la seguridad de información.

 

Esa es la premisa de ‘Jason Bourne’, nueva entrega de la emocionante saga sobre el espía más humano del mundo. Sigue sin recordar quién es pero ahora, además de esa motivación, descubre que la CIA utiliza una exitosa startup de Silicon Valley para acceder a la información de amigos o enemigos. Y todo porque, al final del día, la información es lo más importante que hay actualmente.

Teniendo estas dos lineas narrativas, ‘Jason Bourne’ es uno de los filmes más emocionantes del año, ya que además de contar con una trama llena de acción, está filmada casi sin efectos generados por computadora. Todo lo que ven en el trailer (nada de spoilers) voló, explotó y se manejó de manera real.

Además, regresan esas vertiginosas escenas de acción que hicieron que otras películas de espías cambiaran su manera de pelear *cof*James Bond*cof*, aunado a una edición sumamente acelerada que le valió a ‘The Bourne Ultimatum’ un premio de la Academia en 2008.

 

Por último, te dejamos el trailer de ‘Jason Bourne’ que estrena este 26 de agosto en todo el país.

 

Miguel Lozano / @mlozano9

Comentarios