La maldición de los quarterbacks de los Philadelphia Eagles

Los Minnesota Vikings tomaron una arriesgada decisión al mandar su primera selección del siguiente draft a los Philadelphia Eagles a cambio de Sam Bradford.

La lesión de Teddy Bridgewater fue un duro golpe para los Vikings, ya que el año pasado lograron arrebatarle el título de la división a los Green Bay Packers y dentro de la institución se tenía la confianza de que este año tenían el talento suficiente para llegar al Super Bowl. La llegada de Bradford ha dejado dudas entre los aficionados, aunque fue seleccionado como el número uno en el Draft del 2010, jamás ha llegado a playoffs, de hecho, nunca ha llevado a un equipo a que finalice con récord ganador.

Sam Bradford es el nuevo QB de los Vikings

Pero esa no es la principal preocupación que los aficionados de los Vikings deberían tener, desde el 2010 los Philadelphia Eagles han cambiado a 6 mariscales de campo, incluyendo a Bradford, y dejaron ir a Michael Vick en la agencia libre. Ninguno tuvo buenos resultados una vez que salieron de la ciudad del amor fraternal. En realidad, la mayoría vio como se terminaba su carrera y los playoffs fueron un sueño muy lejano para todos ellos.

Aquí te presentamos el recuento de como le ha ido a estos quarterbacks:

Donovan McNabb

Donovan Mcnabb tuvo un terrible retroceso una vez que salió de los Eagles

McNabb es el mejor mariscal de campo en la historia de la franquicia. Pero después de un pésimo juego contra Dallas en los playoffs del 2009, Andy Reid decidió que era tiempo de seguir adelante. Donovan fue traspasado a los Washington Redskins por una selección de segunda ronda. Desde su comienzo con el equipo de la capital norteamericana, su paso fue muy irregular. El head coach en aquel momento, Mike Shanahan, lo mandó a la banca en la fecha 14. Terminó con marca de 5-8, lanzó para 14 pases de anotación y 15 intercepciones, muy lejos del nivel que los Redskins esperaban.

Un años después pasó a los Minnesota Vikings (ups) y ahí terminó con su carrera. En el 2011 finalizó con  récord de 1-5 y fue dado de baja el 1 de diciembre.

Kevin Kolb

Kevin Kolb nunca jugó bien después de que dejó Philadelphia

Kevin Kolb tuvo un par de juegos buenos en el 2009, durante una lesión de McNabb, y la franquicia creyó que podía ser el estelar, terrible error. En la primer semana de la campaña del 2010 se lastimó en un juego contra los Green Bay Packers y Michael Vick tomó la titularidad. Un año más tarde, los Eagles lo mandaron a los Arizona Cardinals a cambio de una selección de segunda ronda y Dominique Rodgers-Cromartie. En dos años finalizó 6-8 como titular y se la pasó en la lista de lesionados. Una vez que lo cortó Arizona, decidió retirarse de la NFL.

Nick Foles

Nick Foles no pudo pesar con los Rams y ahora con los Chiefs espera retomar su nivel

En el 2013 tuvo una temporada mágica, lanzó para 27 pases de anotación y sólo 2 intercepciones. En el 2014, aunque su nivel vino a la baja, tenía al equipo con una marca de 6-2 cuando una lesión lo dejó fuera toda la campaña. Para la temporada 2015, Chip Kelly decidió mandar a Foles y una selección de segunda ronda a los Rams, a cambio de Sam Bradford (los Vikings no son los primeros en pagar un precio alto por Bradford). En un cambio en el que ambas instituciones salieron perdieron, Foles fue decepcionante con St. Louis. Lanzó siete intercepciones a cambio de 10 pases de anotaciones y tuvo una triste marca de 4-7. Este año será el sustituto de Alex Smith en los Chiefs, pero se ve difícil que algún día recupere el nivel del 2013.

Matt Barkley

Matt Barkley podría terminar su carrera si no consigue un nuevo equipo

Tuvo la oportunidad de jugar un par de partidos en el 2013 y fue dejó mucho que desear. En el 2015 fue enviado a los Cardinals por una selección de séptima ronda, pero nunca tuvo la oportunidad de jugar con Arizona y recientemente fue cortado del equipo. Se ve complicado que alguien le de otra oportunidad a Barkley de competir por un puesto como titular. 

Mark Sánchez

Mark Sanchez ahora es jugador de los Dallas Cowboys

Bueno, ¿qué podemos decir de Mark Sánchez? Philadelphia lo envió a Denver durante esta pretemporada y tenía todo para ganar el puesto como titular. Pero Sánchez terminó perdiendo esa batalla con Trevor Siemian, después de sus decepcionantes encuentros durante la preseason. Sin embargo, y para sorpresa de muchos, una vez que fue dado de baja de los Broncos, los Dallas Cowboys no perdieron tiempo en firmarlo.

Como podemos observar, no es una compañía agradable y los aficionados de los Vikings rezarán para que Bradford no termine en esta decepcionante lista y, al menos, pueda liderar al equipo a los playoffs.

Fotos: Getty Images

seguir sopitas deportes

Comentarios