La NFC West: una división para Cardinals o Seahawks

Parece que la NFC West será una división de dos equipos. Los Arizona Cardinals y los Seattle Seahawks tiene el talento suficiente para pensar en ganar el Super Bowl y no conformarse con sólo llegar a los playoffs. Los Ángeles Rams y los San Francisco 49ers son una incógnita y con todos los cambios que están realizando, se ve complicado que puedan pelear en esta división.

Arizona Cardinals

Larry Fitzgerald será clave en las aspiraciones de los Cardinals

Bruce Arians ha realizado un magnífico trabajo como entrenador en jefe de los Cardinals. En tan solo tres años logró regresar al equipo al juego de campeonato de la Conferencia Nacional. A pesar de que no tuvieron un buen choque contra las Carolina Panthers, con unos ajustes a la defensiva y sí el equipo se mantiene sano, tienen con que para llegar al segundo Super Bowl en la historia de la franquicia.
Una de las claves para este cambio en la institución, ha sido Carson Palmer. El mariscal de campo egresado de USC tuvo un 2015 de ensueño. Lanzó para 36 pases de anotación y sólo 11 intercepciones, además, tiró para 4,671 yardas. Cuenta con un trío de receptores con el que cualquier mariscal de campo soñaría, Larry Fitzgerald, John Brown y Michael Floyd. Estos tres hombres serán una pesadilla para cualquier secundaria. David y Chris Johnson se combinaron para 1,395 yardas por tierra el año pasado y el primero sabe que este tiene que ser el año donde se consolide como un gran corredor en la liga.

La defensiva de los Cardinals tuvo un buen desempeño la campaña anterior, pero la lesión de Tyrann Mathieu les cobró factura en los playoffs y Newton los destrozó en el NFC Championship Game. La gerencia hizo un excelente trabajo en cuanto a refuerzos se refiere y contrataron a Chandler Jones. Jones, quien jugaba con los Patriots, finalizó la temporada con 12.5 capturas y acompañará a Calais Campbell en la presión de los QBs. Deone Bucannon fue el líder en tacleadas del equipo y se espera que este año tenga una mejor producción. Patrick Peterson es considerado uno de los mejores cornerbacks de la NFL y puede cubrir a cualquier receptor. Su pateador, Chandler Catanzaro, se confirmó como uno de los mejores de la liga el año pasado.

Los Ángeles Rams

Todd Gurley fue espectacular en su temporada de novato

Los Rams están de regreso en Los Ángeles, la última temporada que esta franquicia disputó en California fue en 1994. Lo hacen con la primera selección del draft en Jared Goff y aunque no se espera que el egresado de Cal sea titular en su primer año, sí tiene la responsabilidad de convertirse en el jugador franquicia. Jeff Fisher regresa al equipo a pesar de que en sus cuatro años al frente jamás ha tenido una temporada ganadora.

Case Keenum será el mariscal de campo titular de los Rams, la campaña anterior terminó con un récord de 3-2, después del desastre que resultó Nick Foles como el estelar. La clave para Los Ángeles será el juego terrestre, Todd Gurley tuvo una fantástica temporada de novato, corrió para 1,106 yardas y 10 anotaciones. Además, cuenta con el apoyo de Benny Cunningham, quien también ha demostrado ser un jugador talentoso. Tavon Austin es un receptor versátil, pero no ha logrado consolidarse. Le cuesta mucho trabajo correr de buena forma sus rutas y los Rams tienen que encontrar diferentes maneras de usarlo para que pueda pesar.

Su defensiva ha sido lo que ha evitado que el equipo termine en los últimos lugares de la liga en años recientes. Aaron Donald, Michael Brockers y Robert Quinn lideran una línea de miedo y se han convertido en un autentico peligro para los QBs rivales. Dejaron ir a un elemento importante en James Laurinaitis, pero la unidad que comanda Gregg Williams no debería tener problema alguno en cubrir esta baja. La secundaria puede ser un problema, salvo Trumaine Johnson no cuentan con mucho talento en esta área y en una división con receptores rápidos, lo pueden pagar caro.

San Francisco 49ers

Navorro Bowman es el mejor jugador de los 49ers

Los 49ers realizaron una apuesta muy arriesgada al contratar a Chip Kelly como se entrenador en jefe. A pesar de que tuvo un récord de 26-21 con Philadelphia, la última campaña fue un desastre y la ofensiva, su especialidad, dejó mucho que desear. San Francisco tuvo una pretemporada complicada con la situación de Colin Kaepernick y sus protestas con el himno de los Estados Unidos, por lo que Kelly tendrá que poner orden de manera rápida.

Blaine Gabbert será el mariscal de campo titular para la siguiente campaña y esto no debe tener contento a los aficionados de los 49ers. Aunque el equipo se vio mejor con él en los controles en el 2015, sigue siendo un jugador de mediana calidad. Anquan Boldin, su mejor receptor el año pasado, se fue a los Detroit Lions y ahora Torrey Smith quedó como su mejor hombre en esta área. Salvo Joe Staley su línea ofensiva tampoco cuenta con mucho talento. Su corredor Carlos Hyde tiene la oportunidad de brillar bajo Chip Kelly y sin lugar a dudas tendrá mucho peso en esta ofensiva.

Los aficionados del equipo de la Bahía esperan que con la llegada de Jim O’ Neil, como su nuevo coordinador defensivo, esta unidad pueda mejorar. Navorro Bowman es el líder de la defensiva y el año pasado finalizó con 154 tacleadas. El ala defensiva Deforest Buckner, la séptima selección global del draft pasado, tendrá la obligación de contribuir de manera inmediata, ya que los 49ers únicamente tuvieron 28 sacks y fueron el cuarto peor equipo en esta categoría. En la secundaria cuentan con Eric Reid y Antoine Bethea, quienes han sido de lo más regular del equipo desde el 2014.

Seattle Seahawks

Kam Chancellor es la clave para que Seattle pueda regresar al Super Bowl

Después de dos años de ganar la NFC, la temporada pasada tuvieron que abandonar el trono, al caer en el Juego Divisional contra los Carolina Panthers. Se ve complicado que puedan arrebatarle el título de la división a los Cardinals, pero si Russell Wilson mantiene el nivel que nos enseñó el año pasado, los Seahawks pueden regresar al Super Bowl.

Sin Marshawn Lynch, quien decidió ponerle fin a su carrera, la responsabilidad de comandar la ofensiva recaerá en Russell Wilson. Pero los aficionados deben de estar tranquilos, ya que el quarterback tuvo un 2015 de élite. Finalizó la campaña con 4,024 yardas, 34 pases de anotación y sólo 8 intercepciones. Thomas Rawls tendrá la encomienda de liderar el ataque terrestre y aunque no es Lynch, en su año de novato demostró que cuenta con mucho talento al totalizar 830 yardas. Los receptores de Seattle han mejorado en las últimas campañas y Doug Baldwin, Jermaine Kearse y Tyler Lockett pueden causarle problemas a cualquier secundaria. Sin olvidar a Jimmy Graham, quien espera que su segunda temporada en Seattle sea mejor a la que vimos el año pasado.

La campaña anterior finalizaron como la segunda mejor defensiva de la liga y se espera que continúen con su dominio. Bobby Wagner y K.J. Wright son el alma de esta unidad y son dos de los mejores linebackers de toda la liga. La línea defensiva cuenta con Michael Bennett y Cliff Avril, por lo que pueden cubrir de gran manera el juego terrestre y presionar al mariscal de campo rival cuando sea necesario. La secundaria es una de las mejores en la NFL y con Richard Sherman, Kam Chancellor y Earl Thomas cualquier quarterback deberá ser muy inteligente al momento de lanzar el ovoide si no quieren sufrir una intercepción.

Fotos: Getty images

seguir sopitas deportes