Senadores quieren más impuesto a bebidas azucaradas

El senador Armando Ríos Piter del PRD busca impulsar una iniciativa que pretende duplicar el impuesto a las bebidas azucaradas, en el paquete fiscal de 2017.

El argumento para justificar este aumento sigue siendo el alto contenido calórico en los productos, lo que puede derivar en obesidad y diabetes, desde el punto de vista del legislador.

“Hemos insistido en la presentación de una iniciativa que preparamos junto con la senadora Martha Tagle, el senador Zoé Robledo, el senador Mario Delgado y que esperamos que sea acompañada por un importante número de legisladoras y legisladores de los otros partidos políticos”

La propuesta es respaldada por Mauricio Hernández, director del Instituto Nacional de Salud Pública y Alejandro Calvillo, representante de la Alianza por la Salud Alimentaria.

Según lo indicado por Ríos Piter, el objetivo es llegar a un impuesto de 2 pesos por cada litro de refresco.

“Los factores de riesgo que participan en el desarrollo de diabetes son el azúcar elevada en sangre, que tiene que ver con el consumo de bebidas azucaradas; la obesidad, que tiene que ver también con el consumo de bebidas dulces; y la hipertensión, que tiene que ver con el consumo de bebidas azucarada”

El aumento anterior redujo un 8 por ciento el consumo de este tipo de bebidas en 2015.

“La reducción en 2015 es mayor, es del 8.7 por ciento, el efecto fue mayor en el segundo año de implementación del impuesto”

Tonatiuh Barrientos, director de Salud Reproductiva del Instituto Nacional de Salud Pública, aseguró que según sus cálculos, el impuesto a las bebidas azucaradas reducirá la obesidad entre 2.5 y 6.3 por ciento en una década; mientras que se espera que disminuyan entre 92 mil y 173 mil los casos de diabetes, en 20 años.

“No es una bala de plata, no es que este impuesto vaya a solucionar el problema de obesidad y diabetes en el país, pero puede ser una buena fuente de recursos frescos para impulsar otras medidas que hacen mucha falta: mejorar la calidad de la atención que le estamos dando a los casi 6 millones de mexicanos que viven con diabetes y mejorar las actividades de prevención primaria que estamos llevando a cabo desde la Secretaría de Salud”