Los Redskins tienen la obligación de repetir el título de la NFC East

No hay duda que la NFC East es la división más difícil de predecir. Contra todo pronóstico, el año pasado los Washington Redskins se llevaron el título gracias a las actuaciones de Kirk CousinsDallas perdió a Tony Romo y el novato Dak Prescott será el encargado de liderar a la ofensiva, por lo que es muy difícil saber qué puede pasar con el equipo de Jason Garrett. 

Los Philadelphia Eagles y los New York Giants estrenan entrenador y nunca es fácil saber que tan rápido se puede adaptar una escuadra a su nuevo coach. Además, los primeros también tendrán a un novato en los controles desde la primera semana.

Dallas Cowboys

Dak Prescott tiene la obligación de guiar a Dallas los Cowboys

El año pasado fue un desastre para el equipo de la estrella solitaria y terminaron con un récord de 4-12. Parecía que con el regreso de Tony Romo, Dallas iba a pelear por llevarse la división, pero con la lesión que sufrió el mariscal de campo durante la pretemporada, y que lo mantendrá fuera de actividad por tiempo indefinido, parece que el futuro para el equipo de Jerry Jones vuelve a ser oscuro.

El novato Dak Prescott tuvo una pretemporada fenomenal y los aficionados de los Cowboys esperan que pueda liderar al equipo durante la ausencia de Romo. Pero la forma en que juegan las defensivas en pretemporada es muy diferente a la temporada regular, por lo que es prematuro pensar que tendrá los mismos números. Para su buena fortuna, cuenta con la mejor línea ofensiva de toda la liga y le dará tiempo para buscar a Dez Bryant, Terrance Williams y Cole Beasley. Ezekiel Elliott tendrá que cargar con la responsabilidad de contribuir a la ofensiva de forma inmediata, pero tendrá el apoyo de Alfred Morris. Jason Witten puede ser determinante en el desarrollo de Prescott.

Los primeros juegos de la campaña la defensiva se verá disminuida. Demarcus Lawrence y Randy Gregory no podrán jugar, ya que fueron suspendidos por el abuso de sustancias prohibidas. Mientras que Rolando McClain no se reportó con el equipo y parece que finalizará con su carrera. Sean Lee tiene la obligación de comandar a la defensiva, el problema con Lee es que, a pesar de su gran talento, es difícil que se pueda mantener sano. Los safeties de Dallas, Barry Church y J.J. Wilcox no tuvieron una buena temporada en el 2015 y tendrán que mejorar mucho si quieren que los Cowboys eviten la jugada grande.

New York Giants

Odell Beckham es la figura de los Giants

Se terminó una era para los Giants. Tom Coughlin fue despedido después de tres temporadas perdedoras de forma consecutiva y cuatro sin lograr pasar a los playoffs. Coughlin llegó en el 2004 y lideró a los Giants a dos Super Bowls, por lo que Ben McAdoo tendrá una tarea complicada en su primera experiencia como entrenador en jefe dentro de la NFL.

La ofensiva depende de lo que haga Eli Manning. La campaña anterior lanzó para 35 pases de anotación y 14 intercepciones, pero sigue cometiendo errores puntuales. Cuenta con uno de los mejores receptores de toda la NFL en Odell Beckham Jr. y espera que Victor Cruz se pueda recuperar de sus lesiones para que logren formar una dupla de miedo. El juego terrestre será responsabilidad de Rashard Jennings y Shane Veeren. Si el menor de los hermanos Manning evita regalar el balón en momentos clave, está ofensiva puede ser una de las mejores de la liga.

La defensiva fue un desastre el año pasado, motivo por el que la gerencia del equipo decidió gastar durante el periodo de la agencia libre. Firmaron a Olivier Vernon, Kelvin Sheppard y Janoris Jenkins y esperan que con estas tres adiciones puedan ser una unidad dominante. Jason Pierre- Paul regresó después de su cirugía en la mano y aunque al principio le costó un poco adaptarse, sigue teniendo un enorme talento. La secundaría fue un dolor de cabeza el año pasado, por lo que necesitan que London Collins y Dominique Rodgers-Cromartie mejoren de manera urgente, si no le tendrán que dar la oportunidad de jugar al novato Eli Apple.

Philadelphia Eagles

Fletcher Cox es el mejor jugador de philadelphia
Al igual que los Giants, los Eagles también cambiaron de entrenador para esta temporada. Después de tres años, Chip Kelly se fue por la puerta de atrás y en su lugar llegó Doug Pederson. Hasta hace una semana parecía que el entrenador novato tendría en Sam Bradford a su mariscal de campo titular, pero de manera sorpresiva, los Eagles lo mandaron a Minnesota y le darán la posibilidad a Carson Wentz de iniciar.

La ofensiva será una incógnita, después de tres años con Kelly, las cosas serán mucho más lentas. La segunda selección del pasado draft, Wentz, será el titular desde el primer día y no cuenta con mucho talento a su alrededor. Ryan Mathews es un buen corredor, pero constantemente está lesionado y Darren Sproles es una gran opción en pase pantalla o en tercera oportunidad, pero hasta ahí. La línea ofensiva decepcionó el año pasado y necesitan que Jason Peters y Jason Kelce recuperen su nivel. Mientras que Jordan Matthews es el único receptor que preocupa, ya que Josh Huff no ha podido dar el estirón y Nelson Agholor tuvo una temporada de novato para llorar. Zach Ertz es uno de los mejores TE de toda la liga y podrá ayudar a Wentz en momentos de presión.

A diferencia de la ofensiva, la defensiva puede estar para cosas grandes esta campaña. La llegada de Jim Schwartz como su coordinar defensivo ha sido un gran acierto. Durante la pretemporada se pudo ver a una línea defensiva dominante y con el talento que cuentan, es probable que den de que hablar en el año. El mejor jugador del equipo, Fletcher Cox es una pesadilla para cualquier ofensiva y contará con la ayuda de Brandon Graham, Bennie Logan y Connor Barwin. El linebacker Jordan Hicks estaba teniendo una gran temporada de novato, hasta que sufrió una lesión en la semana 9 que lo obligó a perderse la temporada, si se mantiene sano, puede convertirse en un excelente elemento. La secundaría dejó que desear el año pasado, pero con Malcom Jenkins y la llegada de Rodney McLeod, podemos esperar una notable mejoría.

Washington Redskins

Josh Norman llega para apoyar a la defensiva de los Redskins

A pesar de que ganaron la NFC East la campaña anterior, todavía existen varios aspectos que tiene que mejorar Jay Gruden si desea que su equipo se mantenga peleando por los playoffs. Aprovecharon que se encontraban en la peor división de toda la NFL y con un registro de 9-7 se metieron a la postemporada. Ahí, una terrible segunda mitad contra los Green Bay Packers les terminó costando la eliminación.

Las aspiraciones de los Redskins recaen en lo que pueda hacer Kirk Cousins. En su primera temporada como titular tiró 29 pases de anotación y lideró un par de regresos en el último cuarto que fueron determinantes para que su equipo estuviera en playoffs. Pero la gerencia no está del todo convencida que sea la solución a futuro y sólo lo firmó por un año, aunque sí se llevó una muy buena lana (19.9 millones de dólares). La salida de Alfred Morris les puede pesar y ahora el encargado de ser el corredor estelar es Matt Jones, un jugador que se encuentra en su segunda temporada. Desean Jackson y Pierre Garcon son dos excelentes receptores y su velocidad es un dolor de cabeza. Pero el hombre clave para Cousins es el ala cerrada Jordan Reed, quien tuvo un fantástico 2015.

La defensiva agregó a uno de los mejores jugadores de la temporada pasada en Josh Norman. La llegada del ex esquinero de los Carolina Panthers ayudará de forma instantánea y también tendremos la posibilidad de verlo enfrentar dos veces al año a Odell Beckham Jr. Ryan Kerrigan es una amenaza para los quarterbacks rivales y Chris Baker es excelente en contra del juego terrestre. El líder en tacleadas la temporada anterior, Dashon Goldson, se fue a los Atlanta Falcons y podrá ser una baja sensible. Will Compton jugará su cuarta campaña con la escuadra y ha ido mejorando año con año, por lo que se espera que esta temporada logre convertirse en un nombre conocido en toda la liga.

Foto: Getty Images

seguir sopitas deportes