Ex líder de PRI-DF libra cargos por uso de recursos públicos para red de prostitución

Momento… ¿entonces sí existía la red de prostitución? Y si es así,  la pregunta que se hará todo (fan de Star Wars)  ciudadano (¿dónde compró su dizfras del Jabba?) ¿por qué está libre este singular personaje?

En fin, ni el de Misterios sin resolver le podrá dar respuesta a las anteriores interrogantes. Mientras tanto, entérense que Cuauhtémoc Gutiérrez, flamante ex líder capitalino del PRI libró los cargos en su contra por el uso de recursos públicos para darle gusto a su voluminoso cuerpo con la red de prostitución personal que manejaba.

Así es, aunque en varias entrevistas el llamado “Rey de la basura” (ése sí es apodo… en estos tiempos ya le habrían puesto #LordBasura, ¿pues qué es eso?) negó la existencia de la mencionada red que supuestamente usaba para placer personal e incluso la Procuraduría capitalina lo exoneró del cargo desde julio del año pasado… hasta apenas el Instituto Electoral del Distrito Federal (IEDF) decidió que Gutierrez no había usado recursos del pueblo para pagar por caricias.

cuauhtemoc-gutierrez-620x357

Algo lento el IEDF, entonces…

“Esta autoridad no tuvo elementos de mayor grado conflictivo que acreditaran los hechos denunciados en contra del probable responsable, por no demostrarse el uso de financiamiento recibido por el partido político para actividades distintas a sus fines”, señaló el consejero, Pablo Lezama.

El anterior dictamen se decidió por unanimidad durante una sesión pública, señalando que no hubo elementos que probaran la “falta administrativa” que presuntamente habría cometido el ex líder priista.

Aunque desde el año pasado la PGJ libró de los cargos a “don Cuauh” ( y con ello, entonces, no habría tema a discutir)  los del IEDF quisieron hacerle al “como que trabajo” y desarrollaron siete líneas de investigación sobre el caso, esto entre abril del 2014 y julio de este año. Repetimos: al fulano lo exoneró la PGJ desde 2015… o la otra posibilidad: que sí haya indicios de la red, pero al “Rey de la basura” nadie lo puede tocar. No… cómo creen.

*Vía Proceso
Comentarios