#MarchaXLaFamilia: ¿Una marcha a favor de la discriminación?

El Frente Nacional por la Familia, una organización que se dice conformada por “millones de padres de familia” y “más de mil instituciones de la sociedad civil”, marchará este sábado 10 de septiembre en 110 ciudades del país como oposición a las iniciativas del presidente Enrique Peña Nieto “en contra del matrimonio y la familia natural”.

En sus comunicados, el Frente —en el que se incluyen iglesias cristianas, evangélicas, mormones y laicos católicos— ha afirmado que no se manifestarán “por odio a nadie”: ni contra los homosexuales, ni contra el presidente Peña Nieto, ni contra algún partido político. Sin embargo, sus mensajes terminan por fomentar un discurso de intolerancia, odio y discriminación hacia la comunidad LGBT.

El Frente Nacional por las Familias saldrá a manifestarse contra el matrimonio igualitario

Aunque afirman que la marcha del 10 de septiembre no alienta el odio contra algún sector, sí fomenta la desinformación y busca manipular la percepción popular que se pueda tener sobre la iniciativa presentada por el presidente Peña Nieto en torno al Matrimonio Igualitario. Según el Frente, el proyecto de ley de EPN contempla:

  • Que los niños de México sean adoptados y vivan con homosexuales.
  • Que nuestros niños puedan cambiar de sexo sin la intervención de padres de familia o tutores.
  • A través de los libros de texto de la SEP, y desde preescolar, les enseñarán a los niños la homosexualidad, transexualidad y actividades sexuales. Como padre de familia no te podrás oponer.
  • Cambiar las leyes de género, es decir los hombres podrán entrar al baño de mujeres y viceversa.
  • México ya forma parte de los países que promueven la ideología de género.
  • Si como padre de familia o tutor te opones a la ideología de género, serás castigado.

 

Cuando, en realidad, lo que se suscribe en la propuesta del presidente es lo siguiente:

  • Se propone modificar 14 artículos del Código Civil Federal para eliminar la premisa que indica que la finalidad del matrimonio es “perpetuar la especie”. Ahora se señalaría el matrimonio como la unión libre de dos personas mayores de edad que tienen la intención de tener una vida en común para procurarse ayuda mutua, respeto, igualdad y solidaridad.
  • Las personas tendrían derecho a formar una familia no importando su orientación sexual. Se eliminarían los términos que definen al matrimonio exclusivamente como una unión entre hombre y mujer.
  • Se buscan condiciones de igualdad para la adopción: se pretende dejar de negar el derecho a ser adoptado de un niño o niña por la orientación sexual de los adoptantes.
  • Las personas podrían solicitar la expedición de una nueva acta de nacimiento para el reconocimiento de su identidad de género sin que sea necesario someterse a un procedimiento médico de reasignación de sexo.
  • Divorcio sin expresión de causa: las causales de divorcio son obsoletas y pueden convertirse en obstáculos para obtener la disolución del matrimonio, por lo que se plante que con la sola voluntad de uno de los cónyuges para terminar el matrimonio es suficiente.

El Frente Nacional x la Familia se manifestará en contra del matrimonio igualitario

DERECHO A LA LIBRE MANIFESTACIÓN

El artículo 6º de nuestra Constitución Política estipula que “la manifestación de ideas no será objeto de ninguna inquisición judicial o administrativa, sino en caso de que ataque a la moral, la vida privada o los derechos de terceros, provoque algún delito o perturbe el orden público”.

De lo cual se puede inferir con claridad que, si bien la libre manifestación es un derecho humano, también tiene ciertos límites a la hora de TRANSGREDIR LOS DERECHOS DE TERCEROS.

Por otra parte, la Carta Magna indica en su noveno artículo que “no se podrá coartar el derecho de asociarse o reunirse pacíficamente con cualquier objeto lícito”, aunque la ambigüedad de la regla no define qué se entiende por objeto lícito.

Y continúa: “no se considerará ilegal, y no podrá ser disuelta una asamblea o reunión que tenga por objeto hacer una petición o presentar una protesta por algún acto a una autoridad, si no se profieren injurias contra ésta, ni se hiciere uso de violencias o amenazas para intimidarla u obligarla a resolver en el sentido que se desee”.

El Frente Nacional por la Familia se manifestará en contra del matrimonio igualitario

En respuesta, el Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación (Conapred) respondió a las demandas del Frente Nacional por la Familia a través de un decálogo que tienen entre sus puntos más sobresalientes:

  • Las modificaciones propuestas por Peña Nieto buscan legislar en los terrenos de lo civil el matrimonio igualitario, dándole a las personas el derecho personalísimo de decidir con quién unirse; voluntad a la que no pueden oponerse gobiernos ni legislaciones y que está amparado en el primer artículo de la constitución: se prohíbe toda forma de discriminación.
  • Los ritos y los sacramentos de las instituciones religiosas no están a debate, es decir: si para la iglesia el matrimonio sólo puede darse entre “un hombre y una mujer”, así seguirá siendo.
  • México es un país laico: el Estado tendrá que actuar en consecuencia si las asociaciones religiosas se continúan oponiendo a las leyes del país o a sus instituciones en reuniones públicas, ya que este comportamiento está prohibido en la Ley Asociaciones Religiosas y Culto Público.
  • El artículo 4º de la Constitución Mexicana protege la organización y el desarrollo de la familia —en el texto no se especifica quiénes la conforman— por lo que es incorrecto asegurar que el modelo de familia ideal sólo es conformado por un hombre y una mujer (excluye a familias integradas por mamás/ papás e hijos, por ejemplo).
  • Desde hace seis años se implementó el modelo de matrimonio igualitario en la CDMX, ¿y qué ocurrió?: no se ha perjudicado a la sociedad, no se ha violentado el derecho de las niñas y los niños, no se han acabado las familias, tampoco se ha transformado la forma de relacionarse entre las personas.

 

Por último, Conapred invitó a la gente a no engancharse y a no responder a las provocaciones que puedan ocurrir durante la marcha del sábado organizada por el Frente Nacional por la Familia.

El Consejo también instó a las organizaciones como el Frente a cesar sus declaraciones con tintes de mensajes de odio que promueven escenarios violentos y que no abonan a la cultura de paz.

¿Es esta marcha un reclamo legítimo? ¿Pueden ciertos individuos o instituciones determinar la validez del derecho de otro y exigir al gobierno que limite dicho derecho?