Editors Choice

Fuckup Nights: cuatro años aprendiendo del fracaso

Aprender a partir del fracaso. Es la idea bajo la que nació Fuckup Nights, un proyecto que invita a empresarios y emprendedores a compartir los mayores fracasos que han tenido en su carrera y la lección que estos le dejaron.

El fracaso no es ajeno a ningún ser humano y la prueba está en el éxito que ha tenido Fuckup Nights a lo largo de estos cuatro años, ¿El secreto? que es un espacio libre en el que se puede hablar de fracaso sin ser juzgado, para quienes comparten y una lección para los que escuchan.

Así fue como el proyecto se expandió, ahora se organiza en más de 100 ciudades alrededor de todo el mundo y en la Ciudad de México acaban de celebrar su cuarto aniversario con una fiesta de lujo que tuvo como invitados especiales al exfutbolista Carlos Hermosillo, a John Farrel, director de YouTube en Latinoamérica y a Francisco Alanís, locutor y fundador de Sopitas.com.

fuck-up-nights-4-aniversario

Claro que asistimos a esta gran celebración , y así fue como se puso la noche.

“Los Futbolistas también tienen sentimientos”

La noche comenzó con la presentación de Carlos Hermosillo, el hombre que le dio su último campeonato al Cruz Azul. Es difícil imaginar que la palabra fracaso si quiera exista en el vocabulario de este personaje, pues fue el último en lograr lo que el club no ha logrado en casi 19 años, pero, sí, hasta él tiene una historia de fracaso y la compartió ayer con todos los presentes en Sala Corona.

El exfutbolista puso sobre la mesa la final que el América jugó contra el Boca Juniors en el 2000, derrota de la que se sintió responsable y, que, al paso de los años se dio cuenta que el culpable de todo, había sido su ego, que creció de manera desmedida en aquella época, cuando era campeón de goleo y uno de los mejores jugadores mexicanos.

“Mi ego estaba a todo lo que daba, que me dejaran en la banca me enojó, comencé a cuestionar por qué no jugaba y a crearme un ambiente negativo. Cuestioné las decisiones del técnico, dejé que ganara mi ego y se me olvidó algo que siempre le decía a mis compañeros ‘siempre que empieces a ganar, acuérdate de tus inicios’”.

A pesar de todo, Hermosillo reconoció que esto pasa a menudo en el futbol por el trato privilegiado que reciben los jugadores, por la idea que los aficionados tienen de ellos: “La gente cree que somos de acero, ustedes creen que no nos duele, que no tenemos sentimientos. Esto es algo que llevo para toda mi vida, este es uno de los fracasos más grandes que yo pude haber tenido en mi carrera por una sola cosa, mi soberbia”.

cuarto aniversario de Fuckup Nights

También mencionó los errores que cometió cuando fue titular de la Comisión Nacional de Cultura Física y Deporte (Conade), cuando la fama y el poder lo llevaron a fracasar. Por último también mencionó la final que perdió con Cruz Azul ante Necaxa en 1999, donde el mayor error fue aceptar el triunfo antes de haberlo ganado.

“Cuando encuentres algo que te guste, defiéndelo”

Después llegó el turno de Francisco Alanís, A.K.A Sopitas, quien además de ser el dueño y amo de Sopitas.com, también es locutor. De ahí parte su historia, cuando comenzó a trabajar en la tan extrañada estación Radioactivo 98.5,  que se convirtió en su casa a partir de los 16 años y a la que llegó como fan.

La música fue un refugio para el locutor en aquella época. Sin embargo, su acercamiento con la radio lo llevó a descubrir la cercanía de los medios y el poder. A pesar de que en ese entonces se hablaba de mucha democracia en el país y López Obrador iba a tope en las encuestas, cuando era un “peligro para México”, la democracia no le favoreció a Radioactivo y ganaron los intereses políticos.

Así fue como grupo Ángeles, quienes controlan Grupo Imagen, Cadena 3 y el diario Excelsior, le llegaron al precio a la familia Fernández, dueños de Radioactivo 98.5 y así de un día para otro desapareció la estación de radio donde ‘Sopitas’ pasó sus años formativos, para convertirse en una estación de noticias.

fuckup-nights-4-aniversario-3

Ahí fue cuando Francisco experimentó el fracaso, en “la falta de seguridad para luchar por lo que crees y por lo que quieres”. El final de Radioactivo fue inminente, a pesar del apoyo de la gente y de músicos como Gustavo Cerati y el manager de Marilyn Manson, la incapacidad para poder defender su trabajo le dejó una lección valiosa.

Pero a partir de ese “fracaso” nació Sopitas.com y así, su creador cuenta la historia: “La verdad me daba mucha pena contestarle a Cerati y a Marilyn Manson desde mi ‘Hotmail’, o mi ‘Yahoo’ y  fue como inconscientemente compré el dominio de Sopitas.com”. A pesar de que después nació Reactor 105.7 y formó parte ese nuevo proyecto, no estaba dispuesto a renunciar, una vez más, a lo que le gustaba hacer y por eso le dio forma a la página, que hoy solo depende de él  y que si algún día deja de existir será por decisión propia.

“Desgraciadamente vivimos en un país que no nos da las oportunidades de hacer lo que nos gusta hacer, pero cuando tenemos la oportunidad de hacerlo, hay que defenderlo y luchar por ello. Esta es una de las cosas más importantes que me dejó el cierre de Radiactivo”. Y con esta lección ‘Sopitas’ terminó su presentación

“Visualiza todos los riesgos”

Para cerrar la noche apareció John Farrell en el escenario, director de YouTube en Latinoamérica, quien compartió su paso por distintas empresas de telecomunicaciones . Cuando terminó la Universidad tenía una gran pasión por la comunicación. Así llegó a Skytel, empresa que dominaba el área en ese momento, porque era la única que permitía mandar mensajes a dispositivos móviles y a cuentas de correo.

Tiempo después aparecieron los celulares y acabaron con la vida de Skytel. John se fue a Iridium, la primera empresa de telecomunicaciones digital, algo que se veía como el futuro de la telecomunicación, pero también fracasó a causa de la evolución constante de los celulares .

De este “fracaso” John Farrell aprendió a que no basta con llegar al objetivo y como una revelación le llegó la frase de Wayne Gretzky, el más grande jugador de jockey, “Yo nuca iba a donde estaba el puck, iba a donde estaría el puck“. Así fue como entendió que tenía que dejar de enfocarse de lleno en los objetivos de crecimiento y negocio y salirse del entorno para entender en donde estaban los otros riesgos, y así poder prevenir futuros fails.

fuckup-nights-4-aniversario-8

Bajo esta filosofía, llegó a convertirse en el co fundador de Adetel, en donde a pesar de lo aprendido volvió a fracasar, pero esta vez, por no conocer bien a sus socios. Después de tanto sufrir a lo largo de esta trayectoria, decidió buscar proyectos con una visión a futuro, así fue como llegó a Google, compañía que tenía una visión bastante ambiciosa: organizar toda la información del mundo y hacerla accesible para todo el mundo, algo que lograron.

fuck-up-4-aniversario

Ahora es director de YouTube Latinoamérica, empresa con la que tomó el riesgo de comprar a pesar de que en aquél entonces todos los llamaron locos, por  adquirir algo que no generaba ingresos, que tenía bastantes riesgos legales. Pero ese riesgo los llevó a ser lo que son hoy.

Después  de las presentaciones de la noche, subió al escenario Leticia Gasca, fundadora de las Fuckup Nights,  para agradecer tanto a los participantes como a los asistentes que han hecho posible que su proyecto sobreviviera a la “famosa barrera de los dos años”. Además de crear el concepto, Gasca es la autora de El  libro del fracaso, una compilación de historias e investigaciones que  reunió durante los primeros dos años de vida del proyecto.

fuckup-nights-4-aniversario-10

Además de las Fuckup Nights y el Libro del Fracaso, a partir de este proyecto también nació El Instituto del Fracaso, un sitio que se dedica a investigar por qué fracasan las empresas en diferentes países. En su página pueden descargar la investigación basada en México, en donde las tres principales razones de quiebra de una empresa son: no tener ingresos suficientes para subsistir; falta de indicadores y la falta de proceso de análisis.

¡Feliz aniversario Fuckup Nights,  que sigan adelante enseñando a partir del fracaso!

Comentarios