¿Es probable sufrir en estos días un atentado como el del 9/11?

Ha pasado un buen rato desde que uno de los países más poderosos del mundo fue vulnerado en su seguridad nacional. Cuatro aviones comerciales fueron secuestrados; dos de ellos fueron impactados contra las Torres Gemelas de Nueva York, otro se estrelló contra el Pentágono y un último avión fue derribado antes de golpear a la Casa Blanca.

A partir de entonces el fantasma del terrorismo ha rondado la mente y la vida cotidiana, tanto de los habitantes de Estados Unidos, como del resto del mundo. Francia, Alemania, Bélgica y Turquía, son países que han visto violada su seguridad con ataques terroristas en años recientes, pero nunca algo como lo ocurrido el 11 de septiembre.

¿Es posible sufrir un atentado de dimensiones similares hoy en día?

torres-gemelas-ataque

Todo parece indicar a que la respuesta es NO, pero… ¿por qué?

Para comenzar, la idea de un atentado es una imagen con la que se vive día con día desde la caída de las Torres Gemelas, por lo que sorprender a milicia y población de esa manera luce difícil. Además, las medidas de seguridad se han incrementado en terminales aéreas, terrestres y ferroviarias desde entonces, y es una hazaña ingresar a territorio estadounidense sin dificultad alguna. Esto dificulta la operación de grupos grandes que puedan concretar un golpe masivo.

aeropuerto-los-angeles
La intervención cibernética y telefónica es un recurso no válido, pero sí empleado por los Gobiernos del mundo para estar al pendiente de cualquier actividad sospechosa. Ellos le dicen inteligencia…

Durante su discurso de este 11 de septiembre a las afueras del Pentágono, Barack Obama fue claro en señalar que la amenaza continúa pero que ha evolucionado.

orlando-pulse-tiroteo-2
Lo más seguro es que no veamos un ataque similar, a pesar de que ahora se presentan casos como los de San Bernardino, el Bar Pulse en Orlando o incluso el ataque en la línea de meta del maratón de Boston, donde las embestidas terroristas son efectuadas por pocos elementos o incluso lobos solitarios, que son más complicados de detectar.

Nunca hay que descartar la posibilidad por completo; lo único cierto es que habrá que vivir con la paranoia y discriminación de los vecinos del norte.

gif-tio-sam-out

Para cerrar este texto, les dejamos algunas teorías de conspiración del 11 de septiembre.

Comentarios