Alcaldesa gana 72 mil pesos al mes, viste ajuar de casi un millón de pesos

Muchos lo recordarán con nostalgia y quizá otros sólo de nombre lo han escuchado, pero por ahí de los locochones años de los 50, 60, un cantautor mexicano tenía una rolita en la que daba la receta para estirar el gasto hasta niveles que ya quisiera un secretario de Hacienda. Chava Flores era el artista y “Peso sobre peso” (más conocida como “La Bartola”) el economizador track. Aquí una muestra:

Mira bartola

ahi te dejo esos dos pesos

pagas la renta

el “telejono” y luz

De lo que sobre

coges de ahi para tu gasto

y guardeme el resto

para echerme mi alipus

… pues algo así suponemos que aplicó la flamante alcaldesa de Atizapán, Ana Balderas, quien a pesar de ganar 72 mil pesos al mes, puede darse el gusto de vestir prendas que juntas podían rozar el millón de pesos.

“Ahhh, pues igual yo… si me pongo mi ropa más cara, también se junta un buen de lana”, dirán los amables lectores cuya prenda más valiosa es el jersey original de las Chivas… pero el caso de la alcaldesa panista deja un ligero hedor a tranza. Chequen nomás las ropas y accesorias que la doña utiliza:

Un reloj Hublot con caja de oro rosado de 18 quilates e incrustaciones de diamantes de la colección Big Bang Tutti Frutti (862 mil 200 pesos), vestidos Carolina Herrera (28 mil pesos), cinturón Louis Vuitton (8 mil 850 pesos), bufanda Burberry (7 mil 590 pesos) y zapatos Coach (5 mil 500 pesos),

alcaldesa-atizapan

De acuerdo a la investigación y al cálculo realizado por el Diario Reforma, si un  día la alcaldesa amaneciera con ganas de presumir y se colocara todas las anteriores prendas, estaría utilizando un ajuar con valor de 912 mil 140 pesos… pero igual podría verse más excelsa portando su Rolex Datejust de acero y oro amarillo de 18 quilates cuyo valor oscila los 221 mil 586 pesos.

El tiempo es oro: sólo con sus dos relojitos doña Ana gastó más de un millón de pesos… cantidad que no alcanza a cubrir ni con el valor neto de lo que ha ganado en los ocho meses que lleva de administración en Atizapán.

Y bueno, aunque muchos confiarán en que la alcaldesa ha sabido ahorrar bien sus pesitos desde el lejano 2000, año en el cual ocupó uno de sus primeros cargos públicos (regidora), otros no se chupan tan sabroso el dedo y han echado al aire la chicochesca pregunta: “¿Quién pompo?”

“En vez de ser un Gobierno como dice su eslogan, con una patria honrada y generosa, es al revés; estos son de una patria deshonrada y lujosa”, señaló el regidor por Morena, Antonio Pacheco Villeda. Por su parte, la primer regidora Bárbara Rodríguez comentó al respecto: “Creo honestamente que los excesos en ningún estilo de vida, sector privado o sector público, independientemente de que te los puedas dar, no es bien visto y como figura pública tienes que cuidar mucho esos aspectos”.

Hasta el momento la alcaldesa no se ha pronunciado al respecto. Suponemos que, como es lunes, nomás espera a dejar su pago con el abonero y en friega dará a conocer su posicionamiento. Vayan preparándose para los lugares comunes.

*Vía Reforma