Para Marieke Vervoort, la eutanasia aún puede esperar luego de los Paralímpicos

La atleta paralímpica Marieke Vervoort, quien sorprendió al mundo al mencionar que había decidido morir por eutanasia una vez que finalizaran los Juegos Paralímpicos de Río de Janeiro, aseguró que todavía quiere disfrutar un poco más de la vida.

Durante una conferencia de prensa que realizó al terminar su competencia, donde ganó la medalla de plata en los 400 metros en silla de ruedas, comentó que aunque el dolor que sufre sí es insostenible, considera que todavía no es el momento de terminar con su vida.

“Tengo los papeles (de la eutanasia) a la mano, pero todavía estoy disfrutando cada pequeño momento. Cuando llegue el momento y tenga más días malos que buenos, ahí tengo los papeles de la eutanasia, pero todavía no ha llegado ese momento”.

Marieke Vervoort ganó la medalla de plata en Río

Agregó que estos Juegos Paralímpicos serán los últimos de su carrera y tiene los papeles de la eutanasia desde el 2008.

Vervoot, quien tiene 37 años, sufre de una enfermedad degenerativa muscular incurable, lo que genera un dolor constante, parálisis en las piernas y no le permite dormir. Pero todavía hay muchas cosas que quiere hacer y espera que una vez que finalice su carrera como atleta tenga la oportunidad.

“Después de los Juegos Paralímpicos, cuando me retire, voy a disfrutar cada pequeño detalle en mi vida y voy a dedicarle más tiempo a mi familia y amigos, lo que desafortunadamente no podía hacer porque tenía que entrenar todos los días”.

Marieke Vervoort sabe que aún hay cosas por disfrutar en esta vida

La eutanasia es legal en Bélgica y Marieke pidió que no se le considere como asesinato, ya que la da la posibilidad a las personas de morir en paz y el tener la opción de terminar con su vida de esta manera, es lo que la ha motivado a seguir adelante .

“Si no hubiera tenido los papeles, yo pienso que ya me hubiera suicidado, porque es muy difícil vivir con tanto dolor y sufrimiento.”

Fotos: Getty Images

seguir sopitas deportes