Editors Choice

Prohíben en Francia el uso de platos y vasos de plástico

Próximamente toda Francia se convertirá en territorio Godínez, ya que sus habitantes tendrán que cargar con su tupper y sus accesorios para comer, esto en caso de querer degustar alimentos en la vía pública. La razón: se ha prohibido el uso de vasos y platos de plástico desechables.

Lo anterior podrá significar un fastidio para aquellos que no les gusta cargar a la hora de armar el “picnic”, sin embargo, todo es en aras de reducir la producción de basura, al imponerse medidas tanto a consumidores como a productores de desechables. Cabe señalar que esto no significa que platos y vasos desechables desaparecerán por completo, sino que se dará hasta 2020 para que estos provengan de fuentes biológicas, capaces de convertirse luego en composta.

Esta nueva medida entró en vigor este mes y se suma a otras del tipo; por ejemplo, el que la gente ya no puede pedir su refresco en bolsas de plástico, puesto que éstas fueron prohibidas por completo desde julio pasado.

bolsas-plastico

Francia no es el único país en prohibir la utilización de bolsas desechables, pero sí en hacer lo propio con vasos y platos de plástico, lo cual ha sido aplaudido por organizaciones ecologistas… pero rechazado por los fabricantes de empaque en Europa, Pack2Go Europe, una de ellas.

“Estamos exhortando a la Comisión Europea a que haga lo correcto y tome acción legal contra Francia por violar la ley europea”, señaló Eamonn Bates, secretario general de Pack2Go Europe. De acuerdo con Bates, la medida afectará a los consumidores y, además, viola las normas de la Unión Europea del libre movimiento de los bienes.

Aparte de significar una reducción en la producción de basura, se espera que prohibir el uso de vasos y platos de plástico disminuya el consumo de energía, así como la generación de desperdicios por parte de la industria procesadora de plástico.

Aunque se quería que fuera el próximo año el límite para desaparecer los desechables, se dio chance de que sea hasta 2020, ya que de acuerdo con la ministra del medioambiente, Segolene Royal, la medida sería tomada como “antisocial”: las familias de bajos recursos frecuentemente utilizan desechables, argumentó.

*Vía La Jornada
Comentarios