Morteza Mehrzad, la sensación de los Juegos Paralímpicos por su altura

Morteza Mehrzad ha llamado la atención de los aficionados en los partidos de voleibol sentado durante los Juegos Paralímpicos de Río de Janeiro. El jugador de Irán mide 2,46 metros y no solamente es el atleta más alto de la competencia, también lo es del país asiático.

Morteza nació en 1987 y a los 16 años ya medía más de 1:90 metros. Fue en ese momento cuando le detectaron acromegalia, una enfermedad crónica que produce demasiada hormona de crecimiento en el cuerpo. Cuando tenía 15 años, sufrió una lesión en el pelvis, lo que generó que su pierna derecha dejara de crecer, por lo que desde ese momento utiliza una silla de ruedas o muletas para poder moverse.

De acuerdo con el New York Times, el entrenador de la selección de voleibol sentado de Irán, Hadi Rezaei, lo descubrió cuando se encontraba viendo la tele. Un programa mostraba a personas con condiciones físicas anormales y un talento poco común, al momento de ver su altura, Rezaei se percató que podía utilizar a Morteza.

El entrenador rápidamente llamó  al canal para que lo ayudaran a ponerse en contacto con él. Aunque al principio le costó trabajo convencerlo, ya por su condición física, a Morteza no le gusta salir de su casa. Después de que accedió a practicar el deporte, el proceso de aprendizaje no fue sencillo y durante cinco años el jugador de 28 años estuvo participando en equipos de la liga local para mejorar sus condiciones.

Ingresar a la selección de Irán no es una tarea sencilla. La nación de Asia es una de las potencias a nivel mundial, de momento se encuentran en el primer puesto del Ranking Mundial y han ganado cinco medallas de oro en los Juegos Paralímpicos.

Pero el pasado mes de marzo, Morteza había demostrado tal mejoría que fue llamado para representar al equipo de su país. En su primer torneo internacional, que se llevó a cabo en China, fue seleccionado como uno de los mejores jugadores de la competencia.

“Le dimos una razón para tener esperanza y claramente lo quería”, comentó el entrenador al diario norteamericano. “Antes de que se hiciera famoso, cuando salía de su casa, todo mundo lo veía de forma extraña. Ahora que es famoso, cuando sale, todo mundo se quiere tomar una foto con él, se ha convertido en un campeón”.

En el primer juego de los iraníes durante los Juegos Paralímpicos, Morteza solamente jugó durante el segundo set. Pero el técnico de la escuadra, Rezaei, mencionó que no quieren enseñar todas sus armas desde el primer encuentro y conforme avance el torneo, verá más acción.

“No vamos a quemar todas nuestras cartas, vamos a ir paso a paso con él. Nuestro plan es que se convierta en el mejor jugador del mundo en dos años”.

Foto: Río 2016 

seguir sopitas deportes

Notas relacionadas:

Comentarios