Y en la nota idiota del día… mujer asegura haber sido espiada por su “smart dildo”

O quizás los idiotas somos los que pensamos que, con tanta tecnología, las grandes empresas no aprovechan cualquier hueco (literal) para saber sobre nuestras prácticas más íntimas… pero mientras lo confirman…

Aunque no puede negar los momentazos que pasó con él, una mujer de los Estados Unidos asegura que su “Smart dildo” traicionó la mucha confianza que en él depositaba (o quizás al revés: ella lo depositaba a él… como sea), ya que el placentero aparato envió información sobre la forma en que era utilizado de vuelta a su fabricante.

Así es… además de llenar las páginas de sopitas.com, este peculiar reclamo llegó hasta las cortes de Illinois, Estados Unidos, donde la solitaria mujer presentó una demanda civil en contra de We-Vibe, empresa fabricante del juguete sexual que, supuestamente, recibió información de los ajustes que la dama realizaba a su aparato, y ya de paso, también su correo electrónico.

smart sex toy compatible with iphones and smartphone app

¿A poco eso se puede?, preguntarán angustiados lectores que tienen “primas” con aparatos similares… bueno, ya que el “smart dildo” funciona a través de una app, con ésta se pueden realizar los ajustes deseados (ya saben, vibración trepidatoria, oscilatoria, modalidad perreo intenso, cariñosito, arrimón microbusero, etc…), de esta forma la “víctima” acusa que el chismoso aparato compartió su información con el fabricante.

Quizás no es tan deschavetada la acusación de la mujer: a principios de este año, la firma de seguridad informática, Trend Micro, advirtió que los juguetes sexuales “inteligentes” podrían  dejar a los usuarios en situación de riesgo frente a piratas informáticos… Claro, el vocero de Trend, Raimond Genes, señaló que si alguien consiguiera hackear un vibrador, sería por mera “diversión… aunque no subestimó que también se podría tener acceso a información privada de los usuarios.

Al respecto, We-Vibe señala que no hay ninguna señal de que la información de sus clientes pudiera haber estado comprometida “dada la naturaleza íntima de nuestros productos, la privacidad y la seguridad de los datos de nuestros clientes es de suma importancia para nuestra empresa. Por ello, tomamos preocupaciones sobre la privacidad muy en serio”.

Ahhhh, dónde quedó la época en la que se espiaba a la vecina por la ventana…

*Vía metro.co.uk / foto: GettyImages
Comentarios