La misteriosa vaca que Google no quiere que veas

Internet es un universo dentro de sí mismo que guarda muchos misterios; algunos más perturbadores que otros. Hoy sin embargo, no vamos a hablar de cosas feas, sino de un pequeño hallazgo que ha comenzado a generar preguntas entre los cibernautas del Reino Unido.

Se trata de una vaquita, cuyo rostro ha sido censurado por Google Maps. Como ya saben, en 2008 el gigante de internet implementó una herramienta que detecta los rostros humanos automáticamente para volverlos borrosos. Obviamente, el algoritmo que utiliza no es perfecto, y por eso la inocente vaca quedó sin identidad ante el resto del mundo.

¿De donde viene el bovino? Según indican fuentes confiables (o el mismo Maps), este es residente de Coe Fen, en Reino Unido. Lo que podemos ver es que le gusta mucho relajarse y beber un poco de agua de río mientras planea la conquista de este planeta.

En fin, no podemos decir exactamente por qué esta simpática vaca es un secreto que internet debería ocultarnos. Después de todo, ¿qué daño puede hacer un animal tan lindo e inofensivo?

Vacas

Ninguno, ¿verdad?

Comentarios