Regalos, ofertas… y hasta piratería: alcaldesa de Atizapán explica origen de costosas ropas

Pues sí da el “gatazo” de ser original y fina (la ropa, no ella).

Tal como había advertido, la alcaldesa de Atizapán, Ana María Balderas Trejo, realizó su conferencia de prensa para explicar cómo le hace para llegar a vestir prendas que, en su conjunto, rondan el millón de pesos, siendo que ella no lleva ni un año percibiendo un sueldo de 72 mil pesos (bastante buenos, pero no suficientes para costear tan lujosos gustos).

Aunque se ve que le dolió revelar su secreto, ya que después de esto seguramente veremos a miles de mexicanos comenzando a usar ropas costosas y, entonces, ella ya no destacará (más que por su extrema fineza), la alcaldesa aseguró que nomás es cuestión de agarrar las ofertas que hay en las tiendas. Rascarle al montón…

meme-alcaldesa-atizapan

Ya si después de remover en todas las pacas de fayuca posible, no se tiene éxito… pues entonces bien se puede recurrir a la piratería. Total, aunque es delito y ella como servidora pública es la primera que debería dar el ejemplo no fomentando su compra o uso, pues ni modo que no los usara. Ahh, porque fueron regalos…

El reloj Hublot, con caja de oro rosado de 18 quilates e incrustaciones de diamantes que vale por ahí de 862 mil pesos “me lo regalaron hace cinco años (…) me duele mucho tener que decirlo aquí, enfrente de ellos, yo sabía que no era bueno”. La bufanda Burberry (de más de siete mil pesos),  también “me la regalaron y hoy esa persona se va a enterar que yo sabía que no era buena (…) porque no me la regaló ni en la bolsa de Burberry, ni en la caja como vienen las mascadas”.

Y en el segundo “consejo” está implícito el tercero: ya si ni en las ofertas ni en lo pirata se consigue la prenda deseada, entonces hay que apelar a la simpatía (que a ella se ve que le sobra), ya que entonces habrá que esperar que las costosas prendas y accesorios lleguen vía regalo:

“Los amigos me regalan cosas, me han regalado varias. Mis hijos me regalan dos veces al año: el 10 de mayo y en diciembre. Este vestido me lo regaló mi hija Carolina… me han regalado mis hermanos, mis cuñados”.

alcaldesa-atizapan2

Pues ahí está… con estos consejos la gente ya no tiene pretexto para seguir vistiendo garras. Eso sí, la alcaldesa aprovechó la conferencia para también regañar a los (pinches) reporteros y gente que hizo eco de esa falsa información que señalaba que, cuando ella se “ajuarea”, llega a ponerse encima hasta un millón de pesos en prendas. Nomás hacen que a los malandros se les antoje darle baje con sus trapos y, ahí, es donde está lo peligroso:

“En los últimos días se me ha acusado de mi vestimenta, que es de más de un millón de pesos. La verdad que esto pone en riesgo mi seguridad, que en una sola vestimenta yo cargo un millón de pesos pone en riesgo mi seguridad, cuando es mentira”.

Pero bueno, ahora ya saben que no vale la pena: ni original es. Chiale…

*Vía El Universal, Excélsior
Comentarios