Dramático final el que se vivió en la prueba final del Mundial de Triatlón

La prueba de triatlón que se llevó a cabo en Cozumel tuvo uno de los finales más dramáticos que se recuerden.

El competidor inglés Jonathan Brownlee se encontraba de líder durante la última etapa del Campeonato Mundial de Triatlón, cuando comenzó a sufrir un golpe de calor a 200 metros de la meta.

Brownlee- ganador de la medalla de plata en los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro 2016 y bronce en Londres 2012- empezó a tambalearse y caminar en zigzag, antes de sujetarse de uno de los voluntarios que se encontraba en el lugar.

Cuando parecía que no iba a finalizar la competencia llegó su hermano, Alistair, que se encontraba en el segundo puesto de la prueba de Cozumel, para sujetarlo y acompañarlo hacía la meta.  Ambos fueron superados por el sudafricano Herni Schoeman, quien terminó ganando la última etapa del año.

Jonathan finalizó el Campeonato Mundial de Triatlón con 4.815 puntos y se tuvo que conformar con el segundo puesto. El español Mario Mola, quien terminó en el quinto lugar en la prueba que se realizó en suelo mexicano, culminó el año con 4.819 puntos y se proclamó campeón del mundial.

Al final, estos hermanos nos demostraron que lo más importante no es ganar la carrera y dieron una gran lección sobre lo que es realmente importante al momento de practicar cualquier deporte. Jonathan agradeció a Alistair por el gesto que tuvo y mencionó que su “lealtad es algo increíble”.

Este campeonato cuenta con 9 pruebas a lo largo del año, la primera se realizó en Abu Dabi el 5 de marzo y finalizó la tarde de ayer en nuestro país.

Foto: Getty Images

Pleca - Sopitas Deportes.