Lo que debes conocer sobre el caso de los sacerdotes asesinados en Veracruz

Dos sacerdotes fueron secuestrados y posteriormente asesinados ayer en Poza Rica, Veracruz. Según fuentes policiales y ministeriales, un grupo armado ingresó a la iglesia Nuestra Señora de Fátima y secuestró a tres personas: los dos sacerdotes y un chofer, el cual fue localizado —sano y salvo— por elementos de Protección Civil a las pocas horas.

Más tarde, en un paraje ubicado sobre la carretera Papantla-Poza Rica, en el municipio de Papantla, trabajadores de la Fuerza Civil ubicaron los dos cuerpos, según informa El Universal. Los cadáveres fueron identificados como Alejo Nabor Jiménez y José Alfredo Juárez, quienes fueron hallados con el tiro de gracia.

sacerdotes-asesinados-veracruz-poza-rica

De acuerdo con Proceso, la Fiscalía del Estado informó que el probable responsable de los asesinatos —de quien no se han proporcionado más detalles— fue identificado 10 horas después del reporte de secuestro de los curas, además que el chofer se encuentra bajo resguardo de la Fiscalía y se espera su declaración sobre los hechos.

El vicario de la diócesis de Papantla, José Alberto Guerrero —apunta Milenio— afirmó que los sacerdotes ejecutados no habían recibido amenazas, aunque aseguró que la zona en que está la iglesia se distingue por ser peligrosa. “Sabíamos que las cosas están duras por los mismos sacerdotes de allá que nos comentaban. Nos enterábamos de todo: robos, secuestro y todas esas cosas que hasta ahora no nos habían tocado”.

ASÍ VA LA INVESTIGACIÓN

luis-angel-bravo-contreras-fiscalia-veracruz

El robo es el principal móvil que tienen las autoridades sobre el asesinato de dos sacerdotes católicos en el norte de Veracruz. De acuerdo con El Universal, el Fiscal General del estado, Luis Ángel Bravo Contreras, señaló que los curas conocían a sus victimarios e incluso convivieron y tomaron bebidas embriagantes con ellos.

Pero eso sí: se negó que el crimen contra los sacerdotes fuera perpetrado por elementos de la delincuencia organizada, sino que más bien se trató de una discusión al calor de las copas que derivó en robo y después en asesinato. ¿Qué opinan? Según las primeras investigaciones les robaron 5 mil pesos, un vehículo propiedad del sacerdote y una segunda unidad que un empleado del Ayuntamiento de Poza Rica prestaba a los curas.

Y claro, nuestras autoridades son tan eficientes que ya tienen ubicado a los presuntos asesinos de los dos sacerdotes, gracias a la declaración de un testigo.

¿NO LES SUENA FAMILIAR?

javier duarte1

Aunque el Gobernador de Veracruz, Javier Duarte, afirme que en su estado sólo se roban frutsis y pingüinos, el incremento en los niveles de violencia, asesinatos de periodistas y repetidos ataques contra las libertades de expresión son algunos de los elementos que han marcado su administración.

En estos casos la versión oficial siempre ha tratado de criminalizar a las víctimas: el asesinato de la periodista Regina Martínez fue atribuido a un “crimen pasional”, el del reportero Gregorio ‘Goyo’ Jiménez se trató de una “venganza personal”, a la reportera Yolanda Ordaz la vincularon con un grupo del crimen organizado. ¿Creen que esta versión sobre el asesinato de los sacerdotes sea un capítulo más?

Comentarios