¡99 años de El Enmascarado de Plata! Lo celebramos platicando con El Hijo del Santo

La lucha libre es una de las representaciones mexicanas más arraigadas. Ahora, si hablamos de El Santo, la descripción se puede quedar hasta corta, pues el luchador marcó un antes y después en este deporte.

Hoy, Rodolfo Guzmán Huerta cumpliría 99 años de edad y su historia sigue creciendo. El camino rumbo a la gran celebración de su centenario ya comenzó y en Sopitas.com encontramos la mejor manera de hacerlo: conversando con su heredero, El Hijo del Santo.

El Hijo, quien conoce la historia del Enmascarado de Plata de primera mano, es la persona más indicada para hablar de él. Finalmente, todas esas anécdotas, esas aventuras, las vivió desde el mejor asiento que había disponible.

 

¿En qué momento te diste cuenta de que tu padre era una un icono de la cultura popular mexicana y del alcance de su legado?

“La historia de mi padre empieza en 1942… pero cuando llegó la historieta, lo convierte en un superhéroe, en un justiciero. Cuando era un niño, tenía varios personajes que me llamaban mucho la atención… que se convierten en tus ídolos. Uno de ellos era Batman, otro el Hombre Araña y, por supuesto, el Santo.

“Cuando descubrí que mi papá era El Santo tenía unas figuritas de las que él formaba parte, de esas que vendían en el mercado que costaban un peso, y eso hizo que adquiera mucho más significación hacia la figura del Santo y hacia mi padre. Comencé a juntar a todos los superhéroes.

Muñecos de Blue Demon y El Santo

“Sobre el legado, mientras mi padre vivió era muy normal estar con él… acompañarlo a las funciones de lucha libre, a las funciones del Teatro Blanquita. Pero cuando falleció, su sepelio fue algo impresionante, fue muy impactante. Yo recuerdo el trayecto de la funeraria al Mausoleo del Ángel. Todo el tiempo escuche el grito de “¡Santo, Santo!”. Después de algunos días me di cuenta de la grandeza en la que se había convertido. Ahora, conforme pasan los años el Santo cada vez se va haciendo más grande”.

 

¿Cuál crees que fue el punto de inflexión en su carrera, el momento en el que tu padre despegó?

“Cuando él se dio cuenta de lo que es su personaje fue en la década de los años 50. Primero, como luchador, El Santo comienza a distinguirse de entre los demás porque había muy pocos luchadores enmascarados. Ya ves que hay luchas de máscara contra máscara o máscara contra cabellera. La mayoría perdía su máscara, pero mi padre nunca la perdió. Eso lo distinguió.

“Cuando llegó el año del 52, se hacia una revista semanal, de ‘Santo, El Enmascarado de Plata’. Era tal la popularidad y el éxito de la revista que se vendían los números completos –como llegaba la revista en continuación– en un solo día, desde el jueves en que salía.

“Mi padre se dio cuenta de que ya era un personaje popular y muy querido. Llegó el cine y también se dio cuenta de que los boletos se agotaban en cada función. Te estoy hablando del Cine Orfeón, el Cine Mariscal… donde había tres mil butacas y se llenaba.

“Yo creo que mi padre, en esas décadas de los 50 y 60, se dio cuenta de que todo lo que hacía tenía éxito, pero lo más rescatable es que siempre tuvo los pies firmes y puestos sobre la tierra y eso le ayudo para ser más querido. Entre los años 56 y 68 se da cuenta de que era un fenómeno ya en cualquier lugar”.

El Santo

 

¿Qué conlleva para ti la responsabilidad de llevar su nombre y máscara?

“Antes que nada puedo decir que es un orgullo que mi padre me haya elegido, porque yo no me puse el nombre, mi padre fue el que lo escogió para mí y eso fue un reto muy grande. Cuando él me dijo: ‘quiero que seas El Hijo del Santo’ ni siquiera me dio tiempo de pensarlo, fue algo muy natural. Al ver que él confiaba en mí, dije ‘acepto el reto’.

“Primero, es un gran orgullo luego, una gran responsabilidad. Cuando me dio su máscara, como personaje El Santo ya era un monstruo de popularidad y de éxito… ¡porque había tenido éxito en el teatro, en la lucha, en el cine, en la historieta! Todo lo que hacia El Santo había tenido éxito.

“Entonces yo acepté este reto pero me fui dando cuenta de que el personaje es muy noble, pero también me di cuenta de que yo tengo que ser un personaje diferente al Santo, al menos específicamente en la lucha libre.

“Con esto quiero decir que yo quise hacer un estilo propio, nunca fui una copia o un remedo del Santo, sino que yo quise hacer un propio estilo luchístico, porque El Hijo del Santo vino a revolucionar al Santo en el ring, porque es más ágil, hacía movimientos que el Santo no hacía y eso no le gusto a la gente porque ya era más moderno, ya era más aéreo, pero siempre fui conservando lo clásico, que era a ras de lona.

“Y hasta el día de hoy me doy cuenta de que cada día tengo que hacer cosas nuevas y estar a la vanguardia. Incluso los niños que llegan a la tienda y me ven, no me dicen si soy El Hijo del Santo… sólo me dicen que me vieron ayer con Las Momias de Guanajuato. Entonces, para ellos no existe el Santo o El Hijo del Santo; hay un solo personaje. Esto lo he logrado gracias al respeto que le he tenido al personaje  y a mi dedicación porque vivo día y noche con el personaje junto a mí y no ha sido fácil, pero hoy, que estoy por cumplir 34 años de carrera, puedo decir que mi padre estaría orgulloso de mí”.

 

Y, en efecto, la fiesta ha comenzado y tendremos todo un año para conmemorar, homenajear, recordar y disfrutar de manera especial a esta leyenda del deporte mexicano.

Homenaje de Google

Por supuesto, el camino al centenario del natalicio del Santo será celebrado de gran manera y en Google han tomado la iniciativa. Hoy, 23 de septiembre, publicaron un doodle bastante llamativo conmemorando el cumpleaños número 99 del Enmascarado de Plata.

Doodle de El Santo por su 99 aniversario

 

Por otra parte, y tomando de gran forma esta festividad, también podremos disfrutar de ahora en adelante del Street View del Museo del Santo, ubicado en Tulancingo, Hidalgo.

Sí, cualquier usuario de internet podrá recorrer los pasillos llenos de anécdotas e historia y verlo en 360 grados.

Museo del Santo visto desde Street View

 

Y por si fuera poco, también se agregó el Street View de la Arena México.

Ya puedes visitar el escenario de grandes triunfos y luchas de El Santo desde la comodidad de tu celular, tablet o computadora y desde todos los ángulos.

Arena México vista desde Street View

***Miguel Delucio / @miguel_delucio

Pleca - Sopitas Deportes.

Comentarios