El mundo del béisbol lamenta la muerte de José Fernández

La muerte del pitcher José Fernández tomó por sorpresa al mundo del beisbol. El lanzador de origen cubano, tan solo contaba con 24 años de edad y ya era considerado como uno de los mejores pitchers de todas las Grandes Ligas.

La vida de Fernández no fue sencilla. Nació en Cuba el 31 de julio de 1992 y desde muy joven intentó huir de la isla para buscar una mejor vida en los Estados Unidos. Después de tres intentos de ingresar ilegalmente a la la nación norteamericana, en uno incluso terminó en prisión, en el 2007 junto con su hermano y su mamá logró llegar a Florida.

En el intento en el que llegaron  a Tampa Bay, mientras se encontraban en el bote, su mamá se cayó al mar y Fernandez se tuvo que lanzar para salvarle la vida. Quien iba a imaginar que iba a ser el mar, quien le terminaría quitando la vida nueve años después.

Su compatriota Yasiel Puig sabe lo difícil que puede ser salir de Cuba para perseguir tus sueño y no dejó pasar la oportunidad de expresar su sentir en redes sociales.

David Ortiz y Aroldis Chapman tampoco tuvieron un camino fácil en su intento por llegar a las Grandes Ligas, ya que también llegaron de otro país y tuvieron que enfrentar muchos retos, y fueron de los primeros que recordaron con cariño al pitcher de origen cubano.

Uno de sus mejores amigos en el equipo el jardinero Giancarlo Stanton. Los dos jugadores eran considerados como el futuro de la franquicia, de hecho la buena temporada que estaban teniendo los dos, tenía a los Miami Marlins con aspiraciones para llegar a los playoffs por primera vez desde el 2003. El venezolano fue uno de los más afectados por este incidente. En su cuenta de Instagram mencionó que “espera levantarse de esta terrible pesadilla”.

Stanton estaba muy dolido por la muerte de su amigo

Otro de sus compañeros, Dee Gordon, también lamentó la muerte de su amigo. El segunda base de los Marlins se arrodilló juntó al montículo del Marlins Park y comenzó a llorar.

Yoani Céspedes, también de origen cubano, decidió rendirle un pequeño homenaje a Fernández y colocó un jersey con su nombre en el dugout de los New York Mets.

Pero no solamente el mundo del béisbol quedó consternando con lo que sucedió con el lanzador de 24 años y los Miami Dolphins entendieron el estado de shock en el que se encuentra la ciudad y antes de que comenzara su partido contra los Cleveland Browns decidieron guardar un minuto de silencio en memoria de Fernández.

El manager de los Miami Marlins no dejó de llorar mientras recordaba a Fernández, de quien mencionó siempre tendrá en mente la forma tan pasional y feliz con la que practicaba el deporte.

La cuenta de Twitter de las ligas mayores, subió un video donde nos demuestra el último lanzamiento de la carrera de Fernández, donde se encontraba toda su familia apoyándolo y celebrando la gran actuación que había tenido su hijo, donde no le permitió una sola carrera a los Washington Nationals en las ocho entradas que estuvo arriba de la lomita.

No cabe la menor duda de que este es un momento complicada, no sólo para los Miami Marlins, también para el mundo del deporte en general y para Cuba, quienes perdieron a uno de sus mejores representantes a nivel internacional. Descanse en paz José Fernández.

Foto: Twitter @MLB

Pleca - Sopitas Deportes.

Comentarios