Recién nacidos en cajas de cartón: La foto que evidencia la crisis en Venezuela

A pesar de la insistencia de Nicolas Maduro de querer engañar al mundo, cada día escuchamos más historias aterradoras provenientes de Venezuela.

Crisis Venezuela

 

Y como una nueva muestra de la podredumbre en la que el país latinoamericano está sumido, una fotografía tomada en el Hospital Domingo Guzmán Lander del Oriental Estado de Anzoátegui, exhibe la triste imagen de seis bebés durmiendo en cajas de cartón.

Muchos creerían que, al ver esto, las autoridadesdarían una explicación o solución al problema, tal vez enviando ayuda a los hospitales. Sin embargo, lo que ocurrió fue que Nelson Moreno, gobernador chavista del Estado de Anzoátegui, dijo lo siguiente:

“No hay mala fe en eso. Si van a colocar una cajita, agarren con mucha creatividad una cajita, la decoran bien, la acomodan tipo canastilla y la colocan allí, al lado de la mamá.”

 

Haciendo a un lado la desfachatez de las autoridades, esta imagen nos prueba la crisis que se vive en Venezuela. En agosto, la Relatoría para la Salud de las Naciones Unidas dio a conocer que la tasa de mortalidad entre recién nacidos ha pasado de 0.02% en 2012 a 2.01% en 2015.

El año pasado hubo un registro de 4 mil 904 decesos de neonatos sobre un total de 243 mil 638 nacimientos, según el informe gubernamental Memoria y Cuenta del Ministerio para la Salud.

Y, como era de esperarse, los médicos que tomaron esta fotografía han sido amedrentados y amenazados. Una de las doctoras de la clínica fue acusada de poner a los infantes dentro de las cajas y el Instituto Venezolano de Seguros Sociales (IVSS) también salió a decir que va a corregir esta “falta”:

“El instituto procederá de la forma administrativa correspondiente en este tipo de faltas y prestará la colaboración en caso de que otras instituciones tengan que realizar las investigaciones pertinentes.”

 

Según el presidente del IVSS, Carlos Rotondaro, los médicos sospechosos de haber tomado y difundido esta fotografía han sido citados por el Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional para ser interrogados.

Para contrarrestar la mala imagen, de paso compartieron una fotografía en la que quieren mostrarle al mundo que en Venezuela sólo hay cosas buenas que contar (y de seguro van a decir también que cuentan mucho):

Sigan circulando, aquí no hay nada que ver (según las autoridades venezolanas).

Comentarios