Cómo Twenty One Pilots se convirtió en una de las bandas del momento

Este fin de semana Twenty One Pilots regresará a tierras mexicanas, primero para dar un concierto el viernes, 30 de septiembre en el Palacio de los Deportes de la Ciudad de México y después se viajarán a Monterrey para formar parte del festival Live Out.

A estas alturas es normal escuchar su música en diferentes estaciones de radio, ver su nombre en varios portales de internet y su rostro en la portada de revistas de música, pero Twenty One Pilots ya tiene un buen rato en la industria musical.

La banda se formó en 2009, en el estado norteamericano de Ohio. El proyecto estaba integrado por Tyler Joseph, Nick Thomas y Chris Salih, tres amigos de que iban en la escuela secundaria a los que más tarde se les unió el baterista Josh Dun. Desde su inicio TØP supo aprovechar las redes sociales a su favor y emprendieron una gira durante el mismo año con la que construyeron una sólida base de fans a lo largo de su estado.

A finales del 2009 lanzaron un álbum homónimo cuando todavía eran un cuarteto, pero en 2011 Nick Thomas y Chris Salih tomaron la decisión de dejar la banda, sin embargo Tyler Joseph y Josh Dun  tenían fe en el proyecto y siguieron adelante como un dúo; ese mismo año lanzaron de forma independiente el álbum Regional at Best.

Twenty One Pilots siempre ha sabido explotar las redes sociales a su favor, para dar a conocer ese material utilizaron una serie de videos que su amigo Marcus Shelman hizo para ellos y que llamaron la atención entre el público. Además de dominar bien la proyección de su banda, el sonido de TØP no pasó desapercibido para las disqueras, pues la combinación arriesgada del rap, con el rock y el punk y  la armonía del ukelele y el piano les valió un contrato con Fueled by Ramen en 2012, sello con el que lanzaron Vessel el tercer disco en su carrera y el primero que hicieron con una disquera.

Con este disco Twenty One Pilots comenzó la conquista de los escenarios internacionales, no sólo consiguieron seguidores en todo el mundo, también se pusieron en la mira de la prensa y llegaron a las listas de popularidad que calificaban el disco como uno de los mejores del 2013.

A partir de ahí todo ha ido en ascenso para Twenty One Pilots, con la liberación de Blurryface, su cuarto disco en su trayectoria, TØP logró colocarse en el segundo lugar del Billboard Hot 100 norteamericano, haciéndole contrapeso a  artistas pop como Justin Bieber y One Direction. Además también se convirtieron en uno de los pocos proyectos que lograron mantener dos canciones (‘Stressed Out’ y ‘Ride’) al mismo tiempo en los primeros cinco lugares de dicha lista.

Gran parte del encanto que el dúo ha tenido entre el público se debe a la energía que desbordan cuando suben al escenario. México ya ha sido testigo de esto varias veces, una prueba es la presentación que dieron en el Vive Latino del 2014.

Josh Dun nunca se queda quieto, a pesar de que tiene en frente una batería, él encuentra la forma de jugar con ella, se pone de pie, intenta movimientos arriesgados y nunca descuida el sonido; por otra parte Tyler Joseph recorre el escenario de un lado al otro, brinca, canta, baila y se avienta al público que siempre lo recibe con los brazos abiertos.

Así es como la banda formada por unos adolescentes de Ohio se convirtió en una de las propuestas más interesantes que existen actualmente en la industria de la música, justo cuando parece que vivimos escuchando un disco de Major Lazer en loop, Twenty One Pilots pones sobre la mesa algo diferente que se refleja en los sold out que han tenido en varias de sus presentaciones de su Emotional World Tour Roadshow.

Este fin de semana la banda norteamericana regresará a México para entregar esa energía que parece nunca se agota y para continuar consolidándose como una de las bandas nuevas más exitosas que existen en este momento. Estamos seguros que tendrán más giras, pero verlos en este momento de su carrera será una verdadera experiencia.

Comentarios