Lo más importante del primer debate presidencial entre Hillary Clinton y Donald Trump

Finalmente llegó el momento en el que los candidatos a la presidencia de Estados Unidos –edición 2016– se encuentren y debatan sobre las propuestas de acción por las cuales guiarán a su país a partir del próximo mes de noviembre. Este fue el round 1 de 3.

Hillary Clinton, quien tiene verdadera experiencia dentro de la política (al ser primera dama desde 1993 y hasta 2001, senadora por Nueva York desde ese mismo año hasta 2008 y fungir como Secretaria de Estado en el mandato de Barack Obama de 2009 hasta 2013) se coloca como la aspirante número uno a ganar la contienda presidencial de nuestro vecino del norte… a pesar de que antes del debate los sondeos marcaban un virtual empate entre ella y Mr. Trump.

Pese a todo, su posicionamiento ante un segmento de la opinión pública le da aliento a continuar y, posiblemente, salir triunfante en la justa electoral. Aunque a este debate llegó con una impresión más positiva que la de su contrincante republicano, su apoyo ha ido perdiendo terreno.

Por el otro lado, el incoherente y fanfarrón empresario Donald Trump sigue cambiando la situación en la que se encontraba, y su popularidad ha ido en aumento debido a una serie de acciones publicitarias que lo han posicionado como un aspirante a ocupar la Casa Blanca que da verdadera batalla. Eso no quita que a sus simpatizantes se los troleen hasta con camisetas con mensajes ocultos.

El contraste principal se da en cuanto a la habilidad que tiene cada contendiente para ganarse a la gente.

Vimos a una Clinton fuerte y abierta ante las necesidades del pueblo, en las que expresa la importancia de mejorar la relación con los migrantes y la condición de vida entre sus propios ciudadanos y en cuanto a Trump, quien ha manejado la línea de comentarios xenófobos, insultos a cuanta gente se le cruce y el cierre de fronteras para justificar sus errores, con el único propósito de `hacer a América grande otra vez´ le han adjudicado una serie de seguidores de las secciones menos educadas del país que lo perfilan para adjudicarse el triunfo.

 

Los puntos más destacables

México

  • Hillary Clinton fue la primera en salir al estrado demostrando por qué es la principal aspirante a ganar la contienda. El debate inició con una pregunta a Donald Trump sobre cuál es la mejor opción para crear empleos y solventar la economía de los trabajadores. Él respondió sobre la opción de hacer mejores empresas nacionales y cómo los extranjeros de naciones como México y China le están arrebatando el trabajo a su gente.
  • Clinton señaló que existen alternativas para una economía eficiente para todas las personas y no sólo para los más privilegiados, en respuesta a la declaración de Donald Trump en donde culpa a México y China por la pérdida de trabajo en Estados Unidos.

 

Educación

  • Hillary Clinton explicó que de ser electa trabajará en infraestructura, tecnología y energía renovable para apoyar a las pequeñas empresas. También señaló que se debe aumentar el salario mínimo para facilitar a las familias una economía que les permita el ingreso a las universidades. Clinton recalcó que trabajará para que la educación en las universidades sea libre de deuda y así permitir que más jóvenes puedan ser profesionales.
  • Por otra parte, Trump seguía sin dar ninguna propuesta política y seguía enfocado en criticar a Hillary Clinton, quien aprovechando la situación señaló que tal vez Trump no había querido declarar sus riquezas por temor a que se sepa que en realidad no es tan caritativo como tanto presume con sus donaciones, o que no es tan rico como nos hace creer, lo que en realidad pone en duda si no hay actos ilícitos en las declaraciones fiscales del candidato.

hillary-clinton-trump-debate

Economía

  • Clinton mencionó como una opción el aumento de los impuestos para los más privilegiados. En cambio, Donald Trump quiere hacer todo lo contrario y reducir los impuestos de los ricos, explicando que “los ricos van a crear muchísimos empleos”.
  • Donald Trump comenzó a mostrar su temperamento y se vio enojado y un tanto desesperado, mientras Hillary Clinton recalcaba que Donald Trump debe de dejar de vivir en su propia realidad y ser consciente de temas verdaderamente importantes para Estados Unidos.

 

Control de Armas

En el debate también se tocó el punto del control de armas y los ataques con armas y de brutalidad policiaca que han marcado los últimos meses en Estados Unidos, sobre todo contra personas afroamericanas.

  • Clinton comenzó abordando el problema racial, sin antes mencionar que era un tema fuerte a tratar por lo que se había visto recientemente en Tulsa y Charlotte, pero como propuesta dijo que la comunidad y la fuerza pública deben trabajar en conjunto para poder utilizar el poder y las armas sólo cuando sea necesario. Todos son iguales ante la ley y deben respetarlo, según ella. Desde el primer día se hará una reforma a la ley de armas, con la que pretenden descender los indices delictivos y de pandillismo.
  • Trump respondió alegando que Clinton no quería utilizar dos palabras clave: “ley y orden”. Al utilizar la ley y el orden es fácil controlar el problema de armas. Tenemos que hacer que vuelva la ley y el orden, despojar a los criminales de las armas expresó el republicano.
  • Trump no cerró el tema sin dejarle caer una pedrada a los inmigrantes: “Hay inmigrantes, gente que no es de aquí, con armas. Nuestra policía tiene temor de hacer algo. Necesitamos ley y orden en las zonas reprimidas de las ciudades porque los negros e hispanos son los que más sufren.”

giphy-1

Barack Obama

De pronto, en medio del debate, el moderador le echó un balde de agua fría a Trump al preguntarle sobre el tema de la nacionalidad del presidente Barack Obama. Hace algunos años Trump acuso a Obama de no ser ciudadano estadounidense, recientemente Obama mostró su certificado de nacimiento para callar al candidato. El moderador preguntó a Donald qué tenía que decir al respecto y estas fueron las respuestas:

  • “A nadie le importaba ese tema, yo fui el que hizo que él mostrara el certificado. La secretaria Clinton también lo intentó y no lo logró. No voy a decir nada, logré que él mostrara el documento y ya”, fue todo lo que dijo Trump, quien no aceptó su error.

Clinton también opinó sobre este tema y reprochó a Trump haber iniciado su campaña con una mentira de semejante magnitud:

  • “Él (Trump) no puede dejar de lado el tema del racismo tan fácilmente. Él inició su campaña con esta mentira de que nuestro presidente no era norteamericano y siguió año tras año con eso. Tiene en su trayectoria este pensamiento racista y con esta mentira le causó mucho daño al presidente Obama pero como dijo la primera dama, Michelle Obama en su presentación ‘mientras ellos van hacia abajo nosotros vamos hacia arriba'”.

giphy-5

Seguridad informática

El punto de la ciberseguridad se puso sobre la mesa y al preguntarles sobre los hackeos que han sufrido en los últimos años, Hillary Clinton respondió tajante que harán lo que sea para cuidar a los habitantes de Estados Unidos:

  • “La ciberseguridad es un desafío para el próximo presidente, no podemos negar que Rusia está realizando ciberataques en todo el país. Yo sé que él (Donald) alaba mucho a Vladímir Putin, pero está invadiendo nuestra seguridad. No podemos permitir a otros gobiernos que tomen nuestra información y no queremos participar en otro tipo de guerra, pero vamos a defender a nuestro país y Rusia tiene que estar al tanto de esto”.

Por supuesto, ella también fue increpada por el famoso asunto de su servidor privado para intercambiar mensajes y correos electrónicos pero esquivó esa bala diciendo que si pudiera haría las cosas de manera diferente y que eso fue un error por el que aceptaba su responsabilidad.

Trump le recalcó que no había sido un error, sino una elección deliberada y que no podría sacarse esa espina con tanta facilidad.

 

Terrorismo

Después siguió el tema del Terrorismo, el primero en tomar la palabra fue Donald Trump, quien culpó directamente a Barack Obama y a Hillary Clinton de la formación de ISIS:

  • “La secretaria Clinton habla sobre eliminar a ISIS, nosotros lo haremos. La secretaria Clinton y Obama provocaron un vacío de autoridad. Cuando salieron de Irak y se formó ISIS, si hubiésemos tomado el petróleo, ISIS no habría podido formarse”. Esta fue la primera aportación de Trump sobre el tema.
  • Inmediatamente después Clinton tomó el mircrófono para recordarle a Trump que él apoyó esa decisión: “Donald apoyó las medidas que tomamos en Libia. Salimos porque nadie nos garantizaba la seguridad de nuestras tropas, por eso salimos de Irak. Tenemos que trabajar con nuestros aliados en Medio Oriente para contrarrestar los ataques terroristas y Trump sólo se ha dedicado a atacarlos (a los aliados)”.
  • Como réplica Trump aseguró que, a pesar de seguir trabajando con sus aliados, esto sólo les ha traído desastre, entre esos desastres mencionó que Irán estaba a punto de convertirse en una amenaza nuclear. Y remató atacando la personalidad de la candidata diciendo que “ella no sabía ganar” y su temperamento no era adecuado para liderar a la nación americana. “Ella le dice a los enemigos lo que va a hacer y por eso se ha pasado toda su vida adulta luchando contra ellos. Yo no voy a decirles qué haré”.

 

Luego de poco más de una hora y media de debate, el moderador interrumpió el ejercicio, señalando que muchos temas quedaron pendientes para la siguiente confrontación que se realizará el 9 de octubre en la Universidad de Washington en St. Louis, Missouri.

En ese segundo encuentro, los candidatos republicano y demócrata tendrán que responder preguntas del público y otras seleccionadas por el moderador sobre temas de interés popular.

El tercer debate se realizará el 19 de octubre en la Universidad de Nevada, en Las Vegas y las elecciones presidenciales serán el 8 de noviembre, en una jornada en la que más de 100 millones de electores estadounidenses están llamados a definir el rumbo de su país (y gran parte del mundo) con su voto.