El deporte finlandés por excelencia es lo más extraño… ¡y divertido del mundo!

Todos aquí conocen y han jugado baseball en su vida. Ya en última instancia lo han visto por televisión cuando sus padres los obligaban por simple ocio o entretenimiento.

Eso mismo le pasó a Lauri Pihkala, un finlandés que observó de forma muy básica al baseball y decidió reinventarlo con sus propias ideas, creando el Pesäpallo.

Desde su origen, él mismo se encargó de que fuera el deporte más popular de su país a partir de la década de 1920 hasta la actualidad, al reproducirlo por las escuelas y en cuanto lugar se presentara.

Jugador de Pesäpallo puño

El juego consta de 9 jugadores que actúan ofensivamente contra un equipo del mismo número, el cual se dedica a defender y tratar de regresar a `casa´ (la base, pues). Sin embargo, justo a lado del bateador se encuentra el lanzador, quien arroja la bola hacia arriba y antes de que caiga completamente tiene que ser golpeada por el bateador ofensivo, dejando a su criterio hacia donde quiere mandar el tiro.

Solamente tiene tres bases, en las que se debe correr desde la primera hasta la tercera en forma de zig-zag una vez que se le haya pegado a la pelota. El entrenador de es quien decide de qué forma jugar, pues con una paleta de colores los integrantes ya saben el estilo y táctica requerida.

Lo anterior tiene mucha estrategia de por medio, pero eso genera más competencia y diversión.

Tal fue su popularidad a partir de entonces que en 1952 llegó a formar parte de los Juegos Olímpicos, lamentablemente solo quedó como un juego de exhibición y no se repitió a futuro.

Lo que conserva del deporte original son la cantidad de strikes por equipo y la opción de eliminar al bateador por medio del out, pero realmente no se tiene que utilizar esas reglas para pasarla bien y deslizarte en la tierra del campo de juego.

¿Cómo ven? ¿Si está como para quitarle popularidad al deporte gringo por excelencia?

***Fotos Facebook NewYork Times

Pleca - Sopitas Deportes.