Kubo and the Two Strings: una historia que no te dejará parpadear

Algunas personas entran a ver películas animadas con el mero propósito de entretener a sus hijos, otras prefieren reír un rato con unos cuantos chistes y tan sólo algunos abren su mente a la posibilidad de aprender una o dos lecciones de vida. Ninguno de esos tres motivos es mejor que otro, pero el que yo tenía cuando entré a ver Kubo and the Two Strings (en español es Kubo y la búsqueda del Samurái), era el tercero.

 

Justo el día de ayer me invitaron a conocer el relato de Kubo a una semana de su estreno, así que quiero compartir con ustedes algo de mi experiencia. Si están preocupados por los spoilers, pueden estar tranquilos, porque no les voy a arruinar nada.

¿Considero una película animada como algo para niños?

Pueden pensar que este tipo de películas es sólo para que los chamacos vayan a verlas, reírse un rato y echar relajo, pero la realidad es que desde el mero comienzo, yo quedé envuelto en la trama. Creo que las producciones animadas siempre son un poco malinterpretadas cuando llegan a los cines; obviamente, hay una gran diferencia entre ir a ver Kubo y aventarte Finding Dory, porque con la segunda saben que verán más bromas y momentos tiernos, pero con la primera, las cosas son diferentes.

kubo-madre

Con esto no digo que van a sentarse a ver algo que los va a dormir, sino todo lo contrario. Los momentos divertidos están muy bien colocados y son capaces de mantener entretenidos a los espectadores.

Ahora, no sé si sea una cuestión personal, pero por algunos momentos fui capaz de entrar en los zapatos de cada uno de los personajes y hasta llegué a tomarles cariño. La historia guarda dentro de sí muchos momentos emotivos y hasta un par de lecciones de vida, pero no puedo decirles específicamente cuáles, porque quizá ustedes deban verla para sacar sus propias conclusiones.

Lo que se puede esperar de la película

Esqueleto gigante en Kubo and the Two Strings

Dejando a un lado el asunto sentimental, Kubo and the Two Strings es una película que tiene mucha acción. El relato del pequeño Kubo está ambientado en el antiguo Japón y de cierta manera, se puede observar la mitología de ese país en cada pequeño detalle.

Este 7 de octubre van a tener la oportunidad de realizar un viaje en donde encontrarán magia, monstruos gigantes, armas legendarias y enemigos que acechan desde la oscuridad. La música que acompaña a la historia es increíble y estoy totalmente seguro de que los fans del anime (como yo) van a quedar fascinados con los combates, así como con los escenarios en donde estos se llevan a cabo.

Bueno, ¿y qué tal la animación stop motion?

Hace ya unos años que comenzamos a ver este estilo de películas animadas. Sin embargo, Laika y Focus Pictures le dieron a su producción un estilo único que me pareció fantástico. Los movimientos son súper fluidos, y al ser combinados con algo de animación en 3D, cada escena se convierte en un espectáculo visual.

Kubo - GIF

Francamente pienso que, los artistas capaces de hacer algo como esto posible, son unos genios. No cualquiera puede lograr algo como lo que vi en Kubo, y menos con animación stop motion.

Veredicto

Totalmente recomendable. No suelo tratar de vender ideas a las personas, porque prefiero que ellas mismas tengan su propia noción de las cosas, pero con Kubo and the Two Strings, sé de antemano que no me equivoco al decirles que muchos de ustedes saldrán satisfechos del cine.

Kubo y escarabajo

Les aconsejo que le den una oportunidad, en especial si les hace falta escuchar una historia de fantasía; una que les ayude a cambiar su perspectiva de ver algunas cosas o de sentirlas. Creo que el objetivo principal de las películas animadas, es poder abrir nuestro panorama y aceptar que también se puede vivir soñando con tener aventuras que parezcan fuera de este mundo.

Por Daniel Bárcenas Fernández