Fiasco Earth

Puede ser que el encierro me este convirtiendo en un ser amargado, al que nada le parece bien, pero si hubo algo que de plano me ponia como loco en estos ultimos dias fue Live Earth, y algo me dice que no fui el unico incredulo ante el “esfuerzo” de los organizadores para hacernos mas sensibles ante los problemas provocados por el calentamiento global.

Los raitings en el Reino Unido nos indican que el Concierto ofrecido hace una semana en memoria de la Princesa Diana triplico el raiting de Live Earth.

Mientras que 3. 1 millones de personas sintonizaron el concierto “ecologico”, con Madonna, Metallica, Kasabian y mas, 11.4 millones vieron el concierto de la Princesa Diana con Elthon John, Lily Allen y Duran Duran entre otros.

Al mismo tiempo, bandas como Arctic Monkeys y Muse cuestionaban la hipocresia de los organizadores de Live Earth al proponer una serie de conciertos alrededor del mundo, pidiendo ayuda para que las grandes industrias busquen reducir su huella contaminante, al tiempo en el que en la simple ejecucion de los eventos, se generarian mas carbono de los que producen 3 mil personas en un año.

La simple energia electrica utilizada para que los escenarios tuvieran el suficiente equipo de audio e iluminacion, aunada a los recursos utilizados por las televisoras y demas medios de comunicacion para transmitir las actuaciones de las bandas, mas la transportacion de artistas muchos de los cuales utilizaron jets privados para llegar hasta allí-, periodistas y asistentes a cada una de las sedes del evento, generaron mas de 31, 500 toneladas de carbono segun expertos.

Eso si, se vendió comida orgánica y alimentos provenientes del “Fairtrade”, el sistema de comercio justo, todo servido en empaquetados biodegradables.

Los críticos dicen que muchas de estas bandas proclaman por un lado la emergencia del cambio climático y por otro viven quemando toneladas de dióxido de carbono con sus múltiples viajes aéreos trasatlánticos.

Los organizadores, sin embargo, afirman que el objetivo es precisamente ése, crear conciencia entre el público para hacer algo.

“Esa es la magia de Live Earth -dijo a la BBC John Rego, director de medio ambiente de Live Earth- comprometer a la gente con la problemática del cambio climático y motivarla a hacer algo al respecto”.

“Porque están escuchando a quienes realmente quieren escuchar, no a los políticos, ni periodistas, ni científicos, sino a sus ídolos y modelos a seguir”, agrega.

Al parecer, uno de esos modelos a seguir es Madonna, quien cerró el cocncierto con su característico entusiasmo y cuyo estilo de vida ha sido muy vapuleado por los conservacionistas e incluso antes de anunciar que se presentaría en Live Earth era muy criticada por su forma de vida poco ecológica, pues los críticos la acusan de tener una de las mayores huellas de carbono individuales del planeta.

Dicen que regularmente viaja en jet privado para transportarse entre sus hogares de Estados Unidos e Inglaterra.

Según el periódico The Independent, el año pasado, la gira mundial de Madonna, “Confesiones”, generó 440 toneladas de emisiones de dióxido de carbono.

John Rego, afirma que “el propósito de Live Earth no es lo que unos u otros han hecho en el pasado, sino lo que vamos a hacer a partir de este día”.

A juzgar por los miles de vasos y envoltorios de plástico que quedaron en el suelo del estadio de Wembley -a pesar de los pedidos de los organizadores para reciclarlos- todavía falta mucho por hacer.

Que les parece si organizamos un concierto para ayudar a los que buscan ayudar a través de Live Earth?

Notas relacionadas:

Comentarios