Aquí nos tocó vivir

¡Habemus 9-1-1! México ya tiene número único de emergencia

A partir del 3 de octubre de 2016 comienza a operar oficialmente el numero de emergencias único para México: el famoso 911, aunque aquí se usará gráficamente como 9-1-1 para distinguirlo del mismo servicio gringo.

Sin embargo, los responsables de este número quieren pedirle en buena onda a la población que no lo usen para andar chacoteando, reportando cosas falsas o nomás para ver cómo funciona.

Si se realiza una llamada en falso se pone en riesgo la vida de otra persona, por lo que [el 9-1-1] debe usarse sólo en caso de emergencia”, explicó Álvaro Vizcaíno, secretario ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública. “En México, damos un paso decisivo, marcamos la diferencia con responsabilidad, buscando sentar bases sólidas”.

En la primera fase, el número funcionará en 16 estados de la República:

Mapa Fase Uno 9-1-1

 

El resto de los estados tendrá activo el servicio en enero de 2017:

Mapa - Grupos - 911 mexicano.

 

 

El 9-1-1 será el reemplazo del servicio que otorga el número 066 y otros similares en todo el país.

 

¿Qué llamadas puede atender el 9-1-1?

  •  Emergencias médicas
  • Alertas por fuego o policiacas
  • Solicitar una patrulla, ambulancia o atención de los bomberos
  • Situaciones que pongan en riesgo la salud, la propiedad o la vida de una persona
  • Delitos que se estén cometiendo en flagrancia

Las llamadas serán atendidas por 3 mil operadores en 194 Centros de Atención de Llamadas de Emergencia (CALLEs) de todo el país y serán canalizadas a los centros C-2, C-4 o C-5 de cada estado.

Se ha creado un Catálogo Nacional de Incidentes de Emergencia que incluye 242 tipos de incidentes que se pueden atender con el 9-1-1.

Para las emergencias médicas habrá “protocolos especializados” para auxiliar en casos de amputaciones, asfixia, ahogamientos, convulsiones, choques eléctricos, sobredosis, quemaduras, intoxicaciones, infartos, hemorragias y hasta por si a alguien necesita asistencia en un trabajo de parto.

Y, por si los bromistas o curiosos no desisten de hacer mal uso del servicio –al mes se reciben 90% de llamadas falsas en los servicios actuales de emergencia–, las autoridades harán un rastreo para localizar la llamada, especialmente porque para los casos de emergencias reales es necesario identificar la ubicación de quien llama para encontrar la unidad de emergencia más cercana para brindar auxilio, según información de la agencia Notimex.

Por supuesto, ya hay algunas propuestas para ponerles un estate-quieto a los que hagan llamadas falsas.

¡Habemus 9-1-1!

Comentarios