El japonés Yoshinori Ohsumi es galardonado con el Premio Nobel de Medicina 2016

Hemos llegado a la etapa del año en la que se comienzan a otorgar los premios Nobel. Estos galardones se ofrecen anualmente a lo más destacados en Economía, Medicina, Literatura, Física, Química y labores humanitarias en pro de la Paz.

En su edición 2016, el Premio Nobel de Medicina es para el japonés Yoshinori Ohsumi, quien se hace merecedor del galardón por sus descubrimientos en los mecanismos de autofagia, que no es otra cosa que un proceso fundamental para la degradación y reciclaje de componentes celulares.

Ya podrán imaginarse en qué consiste tal mecanismo cuando “autofagia” es un término que proviene de los vocablos “auto” y “phagein” que juntos significarían “comerse a sí mismo”.

Por lo tanto, la autofagia denota “autoalimentación”.

Este concepto surgió durante la década de 1960, cuando los investigadores observaron por primera vez que una célula podría destruir sus propios contenidos encerrándolo en membranas, formando vesículas en forma de saco que son transportadas a un compartimiento de reciclaje, llamados lisosomas, para su degradación”, señala el comunicado emitido por el Comité del Nobel.

Aun cuando el concepto de autofagia fue descubierto desde hace varias décadas, fue Ohsumi quien, a través de “brillantes experimentos” realizados en la década de los 90, logró obtener más información respecto a este proceso de degradación celular: “con levadura para pan identificó genes esenciales para la autofagia. Después, pasó a dilucidar los mecanismos subyacentes de la autofagia en la levadura y mostró que la maquinaria sofisticada es similar a la que se utiliza en nuestras células”.

Con lo anterior, se pudo comprender un nuevo paradigma sobre cómo las células reciclan su contenido.

“Sus descubrimientos abren el camino para la comprensión de la importancia fundamental de la autofagia en muchos procesos fisiológicos, tales como la adaptación a la inanición o la respuesta a infecciones”.

Después de una infección, la autofagia puede eliminar la invasión de bacterias y virus intracelulares. La autofagia  es un “sistema de control de calidad celular”, con el cual se pueden contrarrestar las consecuencias negativas del envejecimiento, detalla el comunicado.

Estamos hablando de:

medicina Premio Nobel