¿Qué lecciones nos ha dejado la NFL después de cuatro semanas?

Se han ido las primeras cuatro semanas de la temporada 2016 en la NFL y hasta el momento hemos tenido muchas sorpresas. En el primer cuarto del año, los mariscales de campo jóvenes han demostrado un extraordinario nivel en este inicio de la campaña. No sólo han sorprendido a todos los fanáticos de la liga, tienen a sus equipos peleando y están entre los mejores de la NFL.

Entre los dos jóvenes a destacar se encuentran Dak Prescott y Carson Wentz que tienen a los Dallas Cowboys y a los Philadelphia Eagles con marcas de 3-1 y 3-0, respectivamente. También hemos podido ver que las defensivas han dominado la liga y son los equipos que tienen un buen desempeño de este lado del terreno de juego los que se encuentran en la parte alta de sus respectivas divisiones.

Es tiempo de conocer cuales son las cinco historias más relevantes en el primer cuarto de la campaña

Es el año de los Quarterbacks jóvenes

Carson Wentz ha tenido una gran campaña

Dak Prescott y Carson Wentz han acaparado las noticias de la NFL en lo que llevamos de la temporada. Cuando inició la temporada se veía complicado que los Dallas Cowboys y los Philadelphia Eagles pudieran pelear en su división y hasta el momento parece que será entre estos dos equipos que se definirá el campeón. Wentz ha lanzado cinco pases de anotación y hasta el momento no lleva una intercepción, mientras que Prescott lleva tres envíos de touchdown y tampoco ha entregado el ovoide.

Pero no solamente estos dos jugadores han tenido buen desempeño en la posición. Trevor Siemian lleva marca de 4-0 y los aficionados de los Denver Broncos se encuentran muy contentos con la forma en que está jugando. Desafortunadamente se lesionó el partido pasado y no se sabe cuanto tiempo estará fuera.

Las defensivas ganan campeonatos

La defensa de los Vikings ha jugado excelente

En el mundo del futbol americano existe una frase muy popular: “La ofensiva gana partidos y la defensiva campeonatos”, hasta el momento los Denver Broncos y los Carolina Panthers nos enseñan que este dicho puede ser cierto. Los Broncos ganaron el Super Bowl 50 gracias al excelente juego de su defensiva, pero lo que hemos visto esta temporada por parte de la unidad que comanda Wade Phillips ha sido todavía mejor. Dos de los mejores QBs de la liga, Cam Newton y Andrew Luck no pudieron hacer nada contra este equipo y Andy Dalton y Jameis Winston también se vieron mal.

La defensiva de los Minnesota Vikings también ha realizado un trabajo fenomenal. Las últimas dos semanas a Kelvin Benjamin y Odell Beckham sólo les permitieron 23 yardas entre lo dos. A Cam Newton le interceptaron tres veces y no lo dejaron lanzar un pase de anotación. Aaron Rodgers y Eli Manning, dos QBs que han ganado el Super Bowl, tampoco pudieron hacer mucho. Otra unidad que ha sorprendido en esta área son los Philadelphia Eagles y la forma en que trataron a Ben Roethlisberger nos demostró que si la defensiva se mantiene en este nivel, los Eagles pueden pelear.

¿Qué pasa con los Carolina Panthers?

Carolina Panthers ha jugado muy mal

Cuando inicio la temporada, los Carolina Panthers eran los favoritos para ganar el Super Bowl. La derrota que sufrieron contra los Denver Broncos el Super Tazón pasado fue un golpe muy doloroso para los aficionados, pero estaban confiados en que contaban con el equipo para repetir la temporada que tuvieron. Para mala fortuna de los fanáticos la realidad ha sido muy diferente. Carolina tiene registro de 1-3 y son muchos los problemas que tienen que resolver.

La línea ofensiva ha sido un desastre y en tres de los cuatro partidos Cam Newton ha salido lesionado, la defensiva no está cerca de ser lo que fue la campaña anterior y el juego terrestre ha dejado mucho que desear. Se esperaba que el regreso de Kelvin Benjamin pudiera ayudar al juego aéreo, pero la situación ha empeorado. La directiva dejó ir a Josh Norman pensando que tenían con que remplazarlo, sin embargo, las 300 yardas que tuvo Julio Jones demostraron que no. Ron Rivera tiene la oportunidad de corregir los errores, pero se tiene que apurar, porque por la forma en que están jugando los Atlanta Falcons, puede que se le escape la división.

La AFC South es la peor división de la NFL

Los Colts han jugado terrible esta campaña

Cuando inicio la temporada, todos esperaban que la NFC East fuera la peor división de la NFL y que el ganador tendría ocho o nueve triunfos. Pero la situación ha cambiado y hasta el momento ningún equipo lleva un registro perdedor. Por su parte, la división Sur de la Conferencia Americana ha enseñado que no cuenta con gran nivel. Los Houston Texans van 3-1, pero han sufrido mucho pare vencer a los Chicago Bears, Kansas City Chiefs y los Tennessee Titans. Mientras que los New England Patriots los humillaron, a pesar de que no contaban con Tom Brady.

Es muy probable que los Texans se lleven la división porque no tienen rival. Se esperaba mucho de los Jacksonville Jaguars, pero Gus Bradley no encuentra la forma para que su equipo juegue de buena manera y sólo han ganado un juego. Los Colts no tienen equipo para ayudar a Andrew Luck  y parece que se quedaran sin pasar a los playoffs por segundo año consecutivo. Mientras que los Titans continúan en su camino de reconstruir el equipo y al menos, el juego terrestre promete para ayudar a Mariota en el futuro.

La NFC está completamente abierta

Seattle puede ser el favorito para ganar la NFC

En la AFC hay tres equipos que se encuentran a un nivel superior al de todos los demás, los Denver Broncos, los Pittsburgh Steelers y los New England Patriots. A pesar de no contar con Tom Brady los dirigidos por Bill Belichick van 3-1 y con el regreso de Tom, que por cierto estará muy enojado con la liga, se ve complicado que alguien los pueda detener.

Pero en la NFC no se puede encontrar un claro favorito. Los Vikings son el mejor equipo hasta el momento y con esa defensiva le pueden ganar a quien sea, pero Sam Bradford es una gran incógnita, el ex jugador de los Eagles se encuentra en un gran nivel, no obstante, las lesiones a lo largo de su carrera han sido un problema. Dallas y Philadelphia han jugado muy bien, pero los dos tienen mariscales de campo novatos y conforme avance la temporada ese puede ser un riesgo.

Seattle se vio mal contra Los Ángeles Rams en la semana dos, pero han mostrado una gran mejoría en los juegos más recientes. Los Rams van 3-1, aunque su forma de juego no convence a nadie y todavía les falta que mejore su ofensiva si quieren pelear por algo grande. La línea ofensiva de los Packers sigue siendo un desastre y Aaron Rodgers no tiene tiempo suficiente para lanzar el ovoide. La ofensiva de Atlanta está teniendo números espectaculares, pero la defensiva no se ha visto bien y será interesante verlos jugar contra alguna de las mejores defensivas de la liga.

Los Carolina Panthers y los Arizona Cardinals, equipos que disputaron el juego de campeonato el año pasado, van 1-3 y hasta el momento parece que será una temporada completamente diferente.

Fotos: Getty Images

Pleca - Sopitas Deportes.

Comentarios