Asesinan a dos normalistas de Ayotzinapa, comando interceptó vehículo en que viajaban

A poco más de dos años de la desaparición de sus 43 estudiantes, la Normal Rural de Ayotzinapa nuevamente se vuelve a poner de luto, esta vez por el certero asesinato de dos de sus alumnos a manos de un comando armado.

Según las versiones de los testigos de la agresión, todo indica que los que quitaron la vida a los normalistas iban específicamente por ellos, ya que alrededor de las 17:30 horas de ayer, un grupo de personas armadas le marcó el alto a la camioneta de pasajeros en que viajaban. El vehículo iba de Chilpancingo a Tixtla, pero el alto se les marcó a la altura del lugar conocido popularmente como “El Basurero”, esto a unos cuatro kilómetros de la capital guerrerense.

Foto: Cuartoscuro
Foto: Cuartoscuro

Una vez que la camioneta se detuvo, los agresores ordenaron a los pasajeros descender del vehículo, acto seguido, ejecutaron a tres de ellos. Entre las víctimas se encontraban los dos normalistas: John Morales Hernández y Filemón Tacuba Castro, el primero oriundo de la comunidad del Saucito, municipio de Tecoanapa; el segundo procedente de Apaxtla, municipio de Ayutla de los Libres, Costa Chica.

Esta lamentable noticia fue dada a conocer por Vidulfo Rosales Sierra, abogado del Centro de Derechos Humanos de la Montaña Tlachinollan, conocido por ser representante legal de los familiares de los 43 normalistas desaparecidos el pasado 26 de septiembre de 2014.

Ayotzinapa - Mural.

Rosales Sierra señaló que Morales Hernández y Tacuba Castro se encontraban viajando, luego de realizar prácticas en el internado Adolfo Cienfuegos y Camus en Tixtla. Además de asesinar a balazos a tres personas, los agresores hirieron a otras tres: dos mujeres (una joven, la otra adulta), además de a un niño de tan sólo ocho años de edad. Aunque, por ejemplo en Proceso se menciona que el número de heridos asciende a cuatro. Luego de su ataque, los integrantes del comando abordaron un vehículo compacto y huyeron del lugar. Hasta el momento el móvil de los asesinatos no se ha confirmado de manera oficial, aunque, por haber despojado de sus pertenencias a los tripulantes, podría ser tratado el caso como un simple asalto.

*Vía La Jornada, Proceso
Comentarios