Odell Beckham Jr: un jugador víctima de su actitud

La temporada de Odell Beckham Jr tiene una solo palabra para definirla: frustración. El receptor de los New York Giants ha tenido el peor comienzo en su corta carrera y sus acciones están provocando las burlas y sobre todo, castigos para su equipo.

En la última derrota de la franquicia el temperamento de Odell lo traicionó. Un Monday Night Football es para que las estrellas de la liga brillen, pero el egresado de LSU lo hizo por su ausencia. Sólo tres recepciones para 23 yardas y súmenle un pañuelo de actitud antideportiva ante los Minnesota Vikings.

Por si fuera poco, sus números en los primeros cuatro partidos de la temporada de la NFL son pésimos. Acumula 303 yardas en 22 recepciones y lo peor, no ha anotado en toda la temporada. Y que quede claro, la culpa no es de Eli Manning, pues ha intentando mandarle en ovoide en 39 ocasiones.

Odell Beckham Jr

Para los que juegan Fantasy lo más seguro es que estén buscando un cambio para deshacerse de él. No hay duda, ha sido la decepción más grande –además de la defensa de los Panthers– de lo que va de la campaña.

Y aquí el problema no es si está atravesando por un bache, lo cual sería bastante normal, sino su actitud. Una conducta que deja bastante que desear, algo así como una diva. Si recuerdan a Terrell Owens, Odell va por el mismo camino, pero sin los números o la trayectoria del ex San Francisco 49ers.

Ahora, a el receptor de 23 años se le ocurrió decir: “El futbol americano es mi santuario, es donde me voy a escapar. Es donde me siento más feliz, pero ahora ya no me divierto”.

Esta declaración es la de alguien inmaduro, que tuvo fácil las cosas en el inicio de su carrera y que en este momento se complican. Las grandes estrellas de esta liga tienen algo que parece que Beckham no: mentalidad. Era más que lógico que las defensas iba a comenzar marcarlo mucho mejor conforme avanzara su trayectoria. Ahí dependía de él si mejoraba o se valía solamente de su talento innato.

Odell Beckham Jr

La verdad es que este no es ni cerca el final de Odell. Sin embargo, necesita un mentor, alguien que lo guíe de buena manera. Retomando el ejemplo de Owens, él pudo ser lo que quieran, pero tuvo a una leyenda como Jerry Rice que le enseñó a cómo entrenarse y jamás dejar de mejorar.

Conociendo a Roger Goodell y su poder ilimitado en la liga, el número 13 de los Giants está a una rabieta de ser suspendido. Empero, esto no sería del todo malo para el receptor. Un castigo fuerte le podría dar una buena lección de humildad. Así, Odell Beckham Jr podría dejar de lado esa actitud, misma que lo tiene en donde está ahora mismo.

***Miguel Delucio / @miguel_delucio
***Fotos Getty Images

Pleca - Sopitas Deportes.

Comentarios