Aquí nos tocó vivir

Palacio Nacional sirvió como palco VIP para funcionarios de Peña Nieto

El Palacio Nacional, sede oficial del Poder Ejecutivo en México, fungió como palco VIP para funcionarios del equipo del presidente Enrique Peña Nieto durante el concierto del músico británico Roger Waters en la explanada de la Plaza de la Constitución el pasado 1 de octubre, de acuerdo con el sitio Pie de Página.

Según la investigación, el director del área de administración y finanzas de la Consejería Jurídica del Ejecutivo Federal, Juan Humberto Rojo Molina, subió algunas horas antes a la azotea del recinto en compañía de varios amigos. Por lo que podemos apreciar en las fotografías que Rojo Molina publicó en su cuenta de Facebook, ¡se la pasaron de pelos!

humberto-rojo-roger-waters-zocalo-palacio-nacional

El reportaje cuestiona cómo fue posible que un funcionario público acompañado de civiles logró burlar la seguridad del Palacio Nacional, que es custodiado por el Estado Mayor Presidencial. Cuando los periodistas se comunicaron con la coordinación de seguridad de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, una de las tres áreas que administran el recinto, estos respondieron que la azotea no está abierta para el público en general.

La misma contestación que les otorgó el general Ignacio Martínez Arias, encargado de la vigilancia de las otras dos áreas del inmueble: Presidencia y el Estado Mayor Presidencial. Normalmente, durante manifestaciones masivas en la explanada del Zócalo, el techo y la fachada del inmueble son resguardados por elementos del EMP.

El general Martínez Arias contestó al equipo de periodistas que el concierto de Roger Waters —al que asistieron aproximadamente 200 mil personas— no fue un evento de riesgo para las instalaciones de Palacio Nacional, por lo cual sólo se llevó a cabo la vigilancia regular.

Además que Rojo Molina y sus cuates —entre los que se encontraba el exfuncionario Alejandro Toscuento Hernández— podrían haber entrado por otro punto del edificio donde la vigilancia no está a su cargo. El general Martínez Arias declaró lo siguiente:

No puedo decir ni por donde pasaron ni por donde subieron a la azotea. Pero no se considera una violación a la seguridad. Si ellos pasaron por donde tienen que pasar y la persona los pasó como conocidos de él y siguieron el protocolo para entrar al palacio, no hay ningún problema

#CuernitosdeFresa

mexicoleaks-roger-waters-pena-nieto-funionario

Para finalizar, los reporteros que realizaron la investigación contactaron a Humberto Rojo para preguntarle sobre el protocolo que debieron seguir sus cuatachos para acceder a la azotea de Palacio Nacional a lo que el funcionario se negó a responder: “no puedo comentar nada”, “no estoy autorizado para dar esa información”, “nada que decir”.

Rojo, señala el reportaje, pertenece al Comité de Ética y de Prevención de Conflictos de Interés de la Consejería Jurídica del Ejecutivo Federal, cuyo Código de Conducta  estipula que el funcionario no utilizará su cargo para “obtener beneficios personales de tipo económico, privilegios, favores sexuales o de cualquier tipo” y usará los bienes e instalaciones de la Consejería “únicamente para el destino que legal y presupuestalmente le corresponde”.

Comentarios