¡12 grandes momentos para celebrar al América en su centenario!

El América cumple cien años de existencia.

Uno de los equipos más amados de nuestro país se encuentra de fiesta, la escuadra de Coapa llega a su centenario como el conjunto más ganador en la historia del futbol mexicano y en los últimos años se han vuelto a convertir en un equipo respetado nacional e internacionalmente.

Razones para amarlos hay muchas, para odiarlos hay todavía más. Las Águilas son el club que más polémica genera dentro del futbol mexicano, pero gane o pierda siempre será noticia y más en esta fecha tan especial para los millones de seguidores con los que cuentan por todo el país.

Es por esto que, en su cumpleaños, te presentamos 12 razones (como el día de su fundación y el número de campeonatos que ostenta) que marcaron la historia de esta institución y que lo convirtieron en el equipo más grande del futbol mexicano.

La creación del equipo

Rafael Récord Gutiérrez

El recién armado equipo de Colón, que jugaba en los llanos del Colegio La Perpetua, siempre tenía que dejar las competencias que disputaba debido a que no completaba los 11 jugadores.

Fue de esta forma que Eugenio Cenoz, el entrenador del equipo, decidió juntarse con el Rafael Garza Gutiérrez, el ‘Récord’, del Colegio Mascarones. Así, en pleno conflicto revolucionario, un 12 de Octubre de 1916 se pactó la unión de los conjuntos y por la voz de Pedro Quintanilla, el América nació como equipo.

Formado en su totalidad con puros estudiantes, la grandeza que les dio el haber enfrentado a muchos clubes de colegios aledaños, así como ganar algunos torneos interescuadras les dieron la oportunidad para medirse a tres equipos de la liga profesional de México, entre las que destacaba el Club España.

Tras dos encuentros con triunfo y uno empatado, el América pasó a ser un nuevo equipo del futbol mexicano.

Nace el clásico

America festeja sobre Chivas

Corría la temporada del año 59 y el América visitaba el Estadio Jalisco para enfrentar a Guadalajara, que era el líder del torneo. El juego que demostraron los jugadores del entrenador Fernando Marcos hizo quedar mal al ‘Rebaño’ dentro de su propio estadio al ganar por un marcador de dos goles contra cero.

Ante eso, el estratega rival no tuvo más opción que explicar la situación y se refirió a la victoria del cuadro visitante como ‘suerte’ y que si se enfrentaban nuevamente, los de las Chivas ganarían.

La respuesta del timonel americanista no se hizo esperar, al decirle que cuando quisiera le podría marcar al 2 – 0, 2 – 0, 2 – 0 para volver a tener un encuentro futbolístico, como clara referencia a su último partido.

Así, la rivalidad inició y ningún partido del América contra el conjunto tapatío fue visto de manera ‘normal’ hasta la posteridad, en la que siempre esperamos el ansiado clásico nacional para seguir con nuestra suma de victorias.

Apenas evitaron el descenso

Los aficionados están acostumbrados a pensar del América como un club grande en el futbol de nuestra nación. Pero en la campaña 1951-1952 el equipo se quedó a tres puntos de bajar a la Segunda División.

Llegaron a la penúltima semana con la obligación de conseguir un triunfo y para fortuna de los Canarios, la victoria de 1-0 sobre el Zacatepetl fue suficiente para hundir al Veracruz.

Terminaron esa campaña con 4 ganados, 7 empatados y 11 derrotas, para un total de 15 unidades. El América nunca ha estado tan cerca del infierno como lo estuvo aquel año.

La compra del equipo por parte de Emilio Azcárraga

Era el año de 1959 y las cosas se tornaban grises para el cuadro azulcrema. A pesar de estar en forma con la parte deportiva, la situación económica no era del todo provechosa para el equipo capitalino.

Isaac Besudo, dueño de la refresquera Naranjo, se había hecho cargo de la presidencia tras el absurto de Pascual Rodríguez y la compañía de ingenieros que mantenían el barco a flote.

Fue de esta forma que Emilio Azcarraga Milmo, dueño de una de las televisoras más exitosas de México y el mundo, alzó la mano para decidir tomar el cargo.

Simplemente sus palabras fueron: ‘Yo no sé nada de futbol, pero lo que sí sé es de negocios y voy a convertir al América en un negocio bien administrado y redituable’. Con lo que se dio el inició de la nueva era de las Águilas.

El primer título

De 1924 a 1928 el América dominó el futbol mexicano al ganar cuatro títulos de forma seguida, pero a partir de ese instante, la historia cambió por completo. Fueron años complicados y el equipo estaba más cerca de los puestos de descenso que de la parte alta.

Pero en la campaña 1965-1966 la alegría regresó a los aficionados y después de 37 años de sequía, los cremas volvieron a levantar el trofeo.

El equipo dirigido por Roberto Scarone venció 2-0 al Veracruz en el Estadio Olímpcio Universitario, con goles de Javier Fragoso y Jorge el Coco Gómez y con esto llegar a 42 puntos para conseguir su primer título de la era profesional.

El título contra Chivas

El mejor momento en los cien años del equipo. Vencer a tu máximo rival en la final es algo que no tiene comparación y el América lo obtuvo el 10 de junio de junio de 1984. Una campaña antes las Chivas habían eliminado a las Águilas en las semifinales, pero la revancha no pudo ser mejor.

Carlos Reinoso, el más grande americanista de la historia, dirigía el equipo y no iba a permitir que se repitiera el mismo cuento.

El juego de ida se empató a dos goles y el de vuelta no pudo tener más drama. Armando Manzo salió expulsado y América se quedó con diez. Más tarde el árbitro señaló una pena máxima en favor de las Chivas y parecía que el Guadalajara se enfilaba al título.

Héctor Miguel Zelada detuvo el penal a Cisneros y a partir de ahí el dominio fue águila. Daniel Brailovsky, Alfredo Tena y Javier Aguirre marcaron los goles que le dieron el título más dulce al América en toda su existencia.

El tricampeonato con regreso espectacular

El Prode – 85 fue una temporada extraña, el Mundial de México 1986 obligó a los directivos a cambiar el formato del torneo. Aunque sólo se jugaron 8 partidos, el América regresó a una final y su rival sería el Tampico Madero.

El juego de ida fue un absoluto desastre y los capitalinos cayeron 4-1. Solamente un milagro le daría el título a los dirigidos por Miguel Ángel ‘el Zurdo López’.

Transcurrió el primer tiempo y el marcador se mantuvo igual. Para el segundo lapso Eduardo Bacas, Ricardo Peláez y Ramón Ireta empataron el global. Ya en tiempos extra, de nueva cuenta Bacas logró marcar y con eso aseguró el tricampeonato.

El adiós de una década inolvidable

Durante la década de los 80 no hubo mejor equipo que el América. Terminaron con 5 campeonatos de liga y formaron una época de oro dentro del futbol mexicano. No podía existir mejor forma de terminar la decena de años que con otro título.

La víctima fue el Cruz Azul. La Águilas entraron a la liguilla como el sexto lugar de la tabla general, pero de forma sorpresiva se metieron a la final. En el juego de ida le ganaron 3-2 a la Máquina y parecía que el título estaba en la bolsa.

Pero su rival salió con todo y el global se encontraba igualado, hasta que Carlos Hermosillo marcó el tanto que aseguró el campeonato para los Azulcremas y le puso la cereza al pastel para terminar una década perfecta.

Fin de la sequía

13 largos años tuvieron que pasar para que el América volviera a saborear las mieles de un título. De 1989 al 2001, los de Coapa sólo disputaron una final de liga , la afición estaba desesperada, pues sabían un equipo tan grande no se podía dar ese lujo.

Llegó el Verano 2002 e ingresaron a la Liguilla en octavo, pero en la fase final, todo cambió. Le ganaron a La Piedad y más tarde superaron a Pumas en Ciudad Universitaria. Necaxa era el único obstáculo que quedaba antes de terminar con 13 amargos años de sufrimiento.

En el juego de ida el resultado fue adverso, un 2-0 en contra. Para la vuelta, se fueron los primeros 45 minutos y el América no podía superar el marco de Nicolás Navarro. Pero un gol de Patiño le dio un poco de fe a los aficionados que se hicieron presentes en el Estadio Azteca, cuatro minutos después, Iván Zamorano puso el 2-o, todo se había empatado.

Las gradas habían cobrado vida, el apoyo era incesante y un par de atajadas de Adolfo Ríos le dieron más drama al encuentro. Al minuto 105′ Hugo Castillo saltó dentro del área y con un certero cabezazo puso el encuentro 3-0 dándole a los aficionados un momento increíble y una frase que nunca en su vida olvidarán: ‘El remaaaaaaaate, el América, el América es campeón’.

El único título de liga de Cuauhtémoc Blanco 

Era difícil explicar como Cuauhtémoc Blanco, uno de los jugadores más emblemáticos en la historia del equipo, no tenía un título de liga. Desde su debut en 1992 hasta el 2005, el ‘Cuau’ ni siquiera había estado en una final del torneo local con el equipo de sus amores.

El Clausura 2005 fue el torneo ideal. Todo se juntó, un ataque maravilloso con Kleber y Claudio López, sin olvidar al Talismán, Aaron Padilla, entre otras figuras que ayudaron a darle forma al equipo.

En la liguilla sufrieron para eliminar a Santos y más tarde se deshicieron sin ningún inconveniente del Cruz Azul. La final, fue contra Tecos. Los de Guadalajara demostraron no ser un flan y tomaron la ventaja en el juego de ida, pero nadie más que Blanco, a cinco minutos del final, igualó el encuentro.

Para la vuelta se vivió una fiesta completa en el Estadio Azteca ,un gol del Temo, puso las cosas 4-2 y terminó asegurando el título del América. Sin duda fue un momento mágico en la memoria del aficionado, el día que el último emperador azteca se alzó con la corona.

La final más dramática 

Todos, absolutamente todos los aficionados del América, recuerdan donde estaban la noche lluviosa del 26 de mayo del 2013. Hazaña, sería la palabra adecuada para describir lo que hicieron los dirigidos por Miguel Herrera en aquél partido contra Cruz Azul.

El cuadro azulcrema tuvo una gran campaña en el Clausura 2013. Finalizaron en segundo lugar y en la liguilla no pasaron muchos aprietos para eliminar a Pumas y Monterrey. Llegó la final y la oportunidad de alzar la corona después de 8 largos años contra uno de los rivales más odiados no podía desperdiciarse.

A dos minutos de que terminara la serie, los aficionados de la Máquina ya estaban cantando el ‘Cielito lindo’ y festejando su primer campeonato después de 17 años. Dos goles de ventaja parecían imposibles de remontar, pero Aquivaldo Mosquera con un cabeza le dio vida, esperanza y ánimos a la afición que ya abandonaba el Estadio Azteca.

Cuando parecía que las Águilas no daban para más, Moisés Muñoz voló como nunca y sacó un cabezazo que entró a la portería de Jesús Corona. La serie se definió en penales. Cada vez llovía más fuerte, un escenario perfecto para que Javier Orozco fallara su primer cobro y Alejandro Castro se resbalara y volara por encima de la portería el suyo.

Miguel Layún, uno de los jugadores más odiados por la afición en años recientes, tenía el título en sus pies y a pesar de que también se resbaló, la noche se convirtió en Águila. El momento era para el más grande. Corona alcanzó a tocar el balón,  sólo para hacer más dramático el viaje a las redes.

América enseñó, aquella mágica noche del 26 de mayo, el verdadero sentimiento de ser azulcrema.

El día que se volvió el más grande 

El Torneo Apertura 2014 fue complicado para el América. Iniciaron de forma espectacular, pero conforme fueron pasando las jornadas el equipo pasó a perder dinamismo.

Se llegó a la liguilla con más dudas que certezas por parte del plantel y en los Cuartos de Final enfrentaron a Pumas. Un gol de Paolo Goltz en el juego de vuelta sentenció el marcador global en favor de los Cremas y accedieron a las semifinales. A pesar del triunfo la situación no se tranquilizó y el lateral Paul Aguilar fue separado por el entrenador, Antonio Mohamed.

En las semifinales vencieron a Monterrey con mucha facilidad y en la Gran Final se vieron las caras contra los Tigres. Los universitarios vencieron 1-0 a las Águilas en el juego de ida, pero en la vuelta, ante un Estadio Azteca repleto, Michael Arroyo comenzó la voltereta. Pablo Aguilar le dio la ventaja al América y un gol de Oribe Peralta aseguró la estrella número 12, con la que el club se convirtió en el más grande y ganador de todo el país.

Con este recuento, ya sabemos que la historia del equipo está llena de momentos inolvidables y que muchas de esas historias ayudaron a crear a las leyendas del cuadro con más títulos en el balompié nacional.

Para ustedes, ¿cuál es el momento más importante en la historia del América? ¿Qué momento recuerdan ustedes fue importante para ayudar al legado de las Águilas?

 

Por Rodrigo Soto y Edgar Sánchez
Fotos: MexSport y Página Oficial Club América

Pleca - Sopitas Deportes.

Estamos hablando de:

Club América