Muere el legendario director polaco Andrzej Wajda

Considerado como uno de los principales realizadores del cine mundial, el polaco siempre destacó por su férreo compromiso político. El máximo exponente de la Escuela de Cine Polaca, murió ayer domingo a los 90 años, víctima de insuficiencia respiratoria.

Aunque de las cuatro nominaciones que tuvo al Oscar nunca se llevó la estatuilla, la Academia terminó por reconocer a Andrzej Wajda con una presea honorífica, en el año 2000. No hacerlo sería no valorar a un hombre que supo dar cuenta de las transformaciones sociales y política que ha sufrido Polonia en los últimos años: desde su conformación como Estado comunista, hasta su conversión a una democracia… sin dejar de llevar a la pantalla la ocupación nazi (Kanal, 1956; Cenizas y diamantes,1958) y los horrores de la invasión rusa (Katyn,2007).

De la vasta obra de este cineasta, destaca la llamada “Trilogía de la Guerra”, compuesta por Una Generación y las mencionadas Kanal y Cenizas y Diamantes. En este trio de películas, Wajda intentó representar la resistencia de los jóvenes polacos ante la ocupación nazi, teniendo como base hechos históricos como el Levantamiento de Varsovia, ocurrido en 1944.

“Siempre tuve claros mis límites. Nunca conté otra historia que no fuera la de Polonia. Me siento muy arraigado a mi tierra. He visitado muchas veces Estados Unidos, jamás me planteé trabajar allí”, comenta Wajda en entrevista citada por El País.

Además de lo anterior, el polaco ofreció un retrato de cómo era la vida en su país bajo el régimen comunista, esto con los filmes El Hombre de Mármol (1977) y El Hombre de Hierro (1981), los cuales se caracterizan por centrarse en la vida de los trabajadores obreros y la formación de su movimiento laboral.

A diferencia de sus contemporáneos (uno de ellos Roman Polanski) Wajda siempre se inclinó por pronunciarse políticamente, al punto de formar parte del sindicato Solidaridad, liderado por Lech Walesa, celébre figura de la política polaca (e internacional) de quien el cineasta realizó una biopic: Walesa, la esperanza de un pueblo (2003).

Ganador de la Palma de Oro del Festival de Cannes en 1981 por la película El Hombre de Hierro, Wajda deja una enorme obra fílmica formada por poco más de 40 películas. Su muerte fue lamentada por el primer ministro de Polonia, Donald Tusk: “Todos provenimos de Wajda. Nos miramos a nosotros mismos y nos hemos comprendido mejor a través de él. Ahora será más difícil”.

*Vía El País

Estamos hablando de:

Cine Polonia RIP