Encapuchados vandalizan una unidad del metrobús en CU… otra vez

De acuerdo con los primeros reportes, unos sujetos que cubrían sus rostros prendieron gasolina en la parte frontal del vehículo que circulaba sobre Insurgentes Sur, a la altura de Rectoría. Hasta el momento no se reportan detenidos, de acuerdo con Excélsior, los agresores partieron a resguardarse en Ciudad Universitaria.

La Secretaría de Seguridad Pública anunció el cierre a la circulación en la zona, en el tramo que comprende Periférico a Revolución en dirección Norte, aunque —según la Secretaría de Gobierno de la Ciudad de México— ya se ha restablecido la circulación en Insurgentes Sur, así como el servicio de la línea 1 del Metrobús.

La dependencia también indicó que gracias a la oportuna respuesta del conductor de la unidad, al usar el extintor, se evitaron mayores daños. Consideraron el conato de incendio como algo inadmisible y aseguraron que “aquella protesta que pone en riesgo la integridad de las personas, encuentra uno de sus límites y pierde toda legitimidad”.

De acuerdo con testigos que estuvieron en el lugar de los hechos, los encapuchados dejaron una manta donde mandaron el siguiente mensaje “Solidaridad a los presos políticos que permanecen en huelga de hambre: Fernando Sotelo y Fernando Bárcenas”.

Esta no es la primera vez que sucede algo así: en noviembre de 2014 un grupo de al menos 19 personas encapuchadas —los primeros reportes indicaban que eran cerca de 40— bloquearon la avenida Insurgentes Sur y minutos después incendiaron una unidad del Metrobús después de lanzarle objetos explosivos. Después procedieron a prenderle fuego a la estación Ciudad Universitaria.

El pasado 21 de septiembre un juez penal del Reclusorio Sur condenó a 33 años de prisión a Luis Fernando Sotelo, uno de los presuntos culpables de vandalizar el medio de transporte: fue hallado responsable de los delitos de ataques a las vías de comunicación, a la paz pública y daño a la propiedad, realizados en pandilla, de acuerdo con Proceso.

Comentarios