Quentin Tarantino investiga en los años 70 para su nuevo proyecto

Si alguna vez le preguntaran a Quentin Tarantino, cuál es la época en la que le gustaría vivir por siempre, estamos seguros de que les respondería sin chistar que sería la década de 1970.

Este hombre siempre ha mostrado una inmensa pasión por varios trabajos en el cine de esos tiempos; como un par de ejemplos, tenemos lo mucho que le pegaron las películas de artes marciales y el Nuevo cine norteamericano.

 

Algo así

Incluso llegó a decir que él hubiera preferido que se hiciera una versión más setentera de Luke Cage para adaptarla a la televisión.

De acuerdo a lo que se reportó en Deadline, ahora mismo Tarantino está buscando ideas para su nuevo proyecto, y como era de esperarse por lo que dijimos antes, quiere obtenerlas de su “época dorada”. Durante el Festival Lumiere en Lyon, Francia, reveló que estaba haciendo una serie de investigaciones, pero que su trabajo no sería en forma de una película.

“¿Será que voy a escribir un libro, o más bien grabaré un podcast de seis partes? Tal vez. ¿Un documental? Tal vez. Estoy tratando de averiguarlo”, dijo mientras señalaba que “todo era una obra en progreso” por el momento.

También compartió un poco de información con los presentes acerca de los temas que le parecían interesantes, citando a un libro de Mark Harris cuyo contenido asegura que mantiene su cerebro funcionando.

“Me di cuenta de que Hollywood ha ganado la revolución, pero no es claro que sea motivo suficiente para marcar su supervivencia. El cine ha cambiado tan drásticamente que Hollywood se ha alienado totalmente por la audiencia familiar.

La sociedad demandó que existiera una nueva perspectiva holywoodense, pero eso no significa que lo apoyara como un modelo de negocios. Eso hizo que me diera cuenta de lo frágil que era el Nuevo cine de Hollywood entre los años 70 y 76.”

Mark Wahlberg - GIF

Se puede decir que Quentin Tarantino ha estado tratando de saber qué es lo que ocurrió con las películas en el transcurso de 4 décadas, dejando claro que la investigación -que aún está en curso- le ha tomado cuatro años y podría invertir aún más tiempo.