Exigen justicia para Alessa Flores, activista trans asesinada en la CDMX

La ola de violencia hacia las personas transgénero cada vez se hace más grande en México. En menos de dos semanas van dos casos de crimen de odio, a los que se suma el asesinato de Alessa Flores, trabajadora sexual y activista a favor de los derechos de las personas trans.

Este jueves, 13 de octubre, el cuerpo de Alessa fue encontrado en la habitación de un Hotel de la colonia Obrera en la delegación Cuauhtemoc. Este fue el informe que dio la Procuraduría General de Justicia de la Ciudad de México; de acuerdo con la dependencia, el cuerpo de la víctima presentaba “indicios de estrangulamiento“.

La procuraduría informó que ya se inició la investigación para encontrar al culpable, además de que al cuerpo se le practicará “la necropsia de ley” en el INCIFO.

La comunidad LGBTTTI está de luto, pues Alessa era conocida por sus acciones para apoyar la diversidad de género, hace apenas unos días formó parte del Foro Capital Transjóvenes, organizado por el Instituto de la Juventud, en donde dio una plática sobre trabajo sexual. También era un miembro activo de la Red de Jóvenes Trans, en donde participaba con pláticas y talleres con los que buscaba defender el derecho a ejercer su sexualidad libremente y exigir el respeto hacia las personas transgénero.

muerte-alessa-flores-2

Para manifestarse en contra de la creciente ola de violencia hacia las personas transexuales y para exigir justicia ante el crimen, diferentes asociaciones LGBTTTI convocaron a una concentración en la Glorieta de Insurgentes a las 18:30 horas.

El asesinato de Alessa Flores es el tercer crimen de odio en el país en menos de dos semanas. El pasado 30 de septiembre fue asesinada Paola, una joven transexual de 25 años originaria de Campeche que ejercía como trabajadora sexual en la CDMX. El presunto responsable de su muerte fue dejado en libertad por “falta de pruebas”.

El sábado, 8 de octubre, Itzel Durán, una joven transexual de 19 años fue asesinada en Chiapas, en su casa ubicada en Comitán. De acuerdo con los medios locales, Itzel fue apuñalada por dos hombres que entraron a su hogar a matarla. En este caso sí se hizo justicia, pues el hombre señalado como el responsable del crimen fue detenido y enviado al Centro de Readaptación Social número 10 en Comitán.

Comentarios