SRE remueve a Andrés Roemer como embajador ante la UNESCO

El buen Roemer dejó la chamba de lado y, por ir en contra de sus creencias, prefirió abandonar la sesión en que se votaba la eliminación del vínculo entre “El muro de los lamentos” y los judíos.

De acuerdo con Animal Político, el ex conductor de TV, salió de la sala en la que, a final de cuentas, se aprobó la resolución con el mencionado tema. Una vez decidida la desvinculación de la comunidad judía (de la cual Roemer forma parte) con el muro ubicado en el Monte del Templo, el representante de México ante la Unesco regresó… aunque ya para discutir otros asuntos.

andres_roemer

“Fue conmovedor ver que abandonaste el salón durante la votación para evitar votar en contra de tus creencias. Además, pienso que su decisión de renunciar a su cargo es prematura y apresurada. Estoy seguro de que serás un gran activo para México y amigo de Israel”, comenta en carta a Roemer el embajador de Israel ante organizaciones internacionales, Carmel Shama Acogen… misma que terminó por ser borrada de las redes sociales.

Pero vamos por partes: la resolución fue iniciada por los palestinos y Jordania y establece que el templo en el que se ubica el Muro de los Lamentos es sólo santo para los musulmanes. Además, se exige a Israel permitir el retorno al ‘status quo’ en la Explanada de las Mezquitas, el cual, hasta el año 2000, contemplaba que el gobierno jordano gestionaba de forma exclusiva el mantenimiento, restauración y regulación de accesos del complejo, conocido por los judíos como Monte del Templo.

Por lo anterior, Israel suspendió cooperación con la UNESCO, acusando al organismo de ignorar “miles de años de relaciones judías en Jerusalén” y ayudar al “terrorismo islamista”… y bueno, el asunto fue considerado como “perjudicial” por la misma directora de la UNESCO, quien señaló que desaparecer las tradiciones judía, cristiana o musulmana, “pone en peligro la integridad del sitio y va en contra de los motivos que justificaron su inscripción en la Lista del Patrimonio Mundial”.

muro-de-los-lamentos

En fin, como sea el caso (sobre el cual México votó a favor) provocó que la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) diera por concluida la representación que realizaba Andrés Roemer ante la UNESCO… además de cambiar su voto en la resolución: prefirió abstenerse respecto a la preservación del patrimonio cultural y religioso en Jerusalén Oriental.

De acuerdo con la SRE, Roemer no habría informado del contexto en el  que se desarrolló la votación de la mentada resolución… y no sólo eso: también habría recordado sus épocas como comunicador, al informar a los representantes de otros gobiernos distintos al de México del sentido del voto nacional. Además de hacer públicos documentos y correspondencia oficiales sujetos al sigilo que le obliga la Ley del Servicio Exterior Mexicano.

La remoción de Roemer no podría nomás quedar ahí: la titular de la SRE, Claudia Ruiz Massieu, pidió una investigación (ya saben) para deslindar responsabilidades, específicamente a las instrucciones giradas para dar sentido al voto de México ante la UNESCO.

*Vía Animal Político
Comentarios