¿Brexit or not? El Parlamento Inglés podría tener la última palabra

La primera ministra británica, Theresa May, ha dejado en claro -implícitamente- que el Gobierno británico tendría la decisión final sobre la aprobación del Brexit.

Después de expresar que el Gobierno tiene a la orden lo que el pueblo británico dijera y demandara (en este caso un voto de 42% a favor de la salida de la Unión Europea), ha aparecido un documento del Gobierno de David Cameron en el que reconocía el carácter “consultivo” y “no vinculante” de los referéndums, por lo que todo el asunto de irse o quedarse estaría atado a la palabra final del Parlamento.

Theresa-May-primer-ministro

 

De esta forma, muchos ciudadanos que se oponen a quedarse, están tratando de forzar la activación del voto que ya emitieron. Pero el abogado que representa al poder ejecutivo de Gran Bretaña, James Eadie, ha declarado que todo dependería del acuerdo que se alcance entre los partidos, aunque el tratado luego tendría que someterse a discusión dentro de la Cámara de los Comunes.

De esta forma, es como ante la falta de una Constitución escrita en el Reino Unido, la interpretación final sobre el Brexit quedaría en manos de los jueces del Tribunal Supremo, pues es lo que fungiría como el suplente de dicha ley.

Los tres magistrados –John Thomas, Terence Etherton y Philip Sales–, quienes se han encargado de las tres sesiones en juicio han dado la más alta relevancia al caso y han admitido que se trata de una cuestión de “valor constitucional”.

votantes brexit

 

Lo que resulta interesante es que después de esas tres sesiones, un total de 480 de los 650 diputados apoyan la permanencia. Entre ellos, está más de la mitad de los 329 parlamentarios del Partido Conservador, es decir, los que actualmente tiene la mayoría absoluta dentro de las cámaras.

El líder de los demócratas libres, Tom Brake, dijo que la decisión final sobre la aprobación de un acuerdo para el Brexit debe ser hecha por el público, en un segundo referéndum.

Los abogados del gobierno se oponen al caso, haciendo hincapié en que la Primera Ministra está legalmente en su derecho de seguir adelante con el proceso formal, el cual estaba pactado para marzo del próximo año.

¿Qué pasará de aquí a entonces? Tal vez el Brexit se convierta en agua pasada y no en una realidad que todavía tiene preocupados a muchos británicos.

***Fotos Getty Images

Estamos hablando de:

Brexit Theresa May