Deportes

9 historias para seguir en la nueva temporada de la NBA

Si la temporada pasada de la NBA nos enseñó algo, es que nada está escrito. Creíamos que nunca veríamos a un equipo terminar con mejor marca de temporada regular que el 72-10 de los Bulls de Chicago de 1996, cuando llegaron los Warriors a imponer una nueva marca histórica con sus 73 triunfos. Y justo cuando creíamos que nadie tocaría a Golden State en su camino hacia el bicampeonato, apareció Lebron James para arrancarles de las manos el título. La temporada 2016-17 volverá a tener a los Warriors como favoritos, gracias a la incorporación de cierta superestrella, pero ¿podrá Lebron volver a arruinarles la fiesta?

 

Kevin Durant en Golden State

Kevin Durant

Cuando al mejor equipo de temporada regular de todos los tiempos le añades uno de los tres mejores jugadores de la actualidad, lo único que queda es esperar a que la liga explote y los Warriors la hagan pedazos, ¿cierto? Golden State ganó 73 partidos la temporada pasada, liderados por un Steph Curry que por momentos nos hizo pensar “¿Jordan? ¿Quién es Jordan?”, en camino al MVP (único ganador unánime de la historia). Pero, oh, sorpresa, los Warriors dejaron ir una ventaja de 3 juegos a 1 en las finales y Lebron y los Cavs se levantaron para robarles el campeonato. Al rescate viene Kevin Durant, uno de los mejores de su generación y en camino a ser uno de los mejores de la historia, para tratar de cargar a Golden State de vuelta a la cima. Luce como una tarea fácil, si consideramos que en GS continúan Klay Thompson, Draymond Green y Andre Iguodala. Pero los “superequipos” suelen tener problemas de adaptación. Pregúntenle a Lebron James, Dwyane Wade y Chris Bosh, quienes no pudieron ganar en su primera temporada juntos en Miami. Todo parece indicar que los Warriors se van a llevar esta temporada mientras se carcajean del resto de los equipos, pero uno nunca sabe qué pueda pasar.

 

El legado de Lebron James

LeBron James

¡Cualquier duda que quedaba sobre la capacidad de Lebron James y su lugar en la historia se evaporó junto con la ventaja de 3-1 que tenían los Warriors sobre los Cavs en las Finales de 2016. James no sólo jugó su mejor basketball en los tres últimos partidos; su tapón contra André Iguodala para evitar la derrota de los Cavs en los últimos segundos del séptimo juego es una de las mejores jugadas de todos los tiempos. Lebron es un legítimo jugador top 5 (¿3?) de la historia del deporte, y este año, sin presiones, habiendo logrado el anheladísimo título para Cleveland (después de 52 años sin ningún campeonato profesional en ningún deporte para la ciudad) y con miras en terminar su carrera por encima de Michael Jordan, buscará su quinto trofeo de MVP y su cuarto anillo. ¿Lo logrará?

 

Russell Westbrook se va a volver loco

Russell Westbrook

Después de ocho temporadas junto a Kevin Durant, Russell Westbrook por fin está solo para lucirse noche tras noche en Oklahoma City. Durant se fue a buscar campos más verdes en la bahía de San Francisco y Westbrook se quedó como la única superestrella en Oklahoma, con la responsabilidad de mantener un equipo que siempre tuvo aspiraciones al título como un contendiente para llegar a postemporada. Hace un par de años, Durant sufrió una lesión en el pie y estuvo fuera prácticamente toda la temporada. El Thunder no logró llegar a playoffs, incluso con una heroica actuación de Westbrook, quien se convirtió en una máquina de triples dobles. Si ese año fue un indicativo, podemos esperar que 2017 sea EL año en el que Russ se vuelve loco y lleva su juego a otro nivel. ¿Le alcanzará con eso al Thunder para competir?

 

Los Celtics ya tienen a su estrella

Celtics Fan

A pesar de no tener un sólo jugador candidato al juego de estrellas, el coach Brad Stevens es tan bueno que fue capaz de llevar a un grupo de clasemedieros del basketball hasta la postemporada con un muy digno quinto sitio en la Conferencia del Este. Después de fallar en su intento de atraer a Kevin Durant al parquet del TD Garden, los Celtics sí lograron firmar a Al Horford, probablemente el segundo mejor agente libre el pasado verano. Con un grupo de jugadores con poco nombre pero gran ética de trabajo, una de las mejores defensas de la liga, un entrenador brillantísimo y, ahora, una estrella comprobada, los Celtics parecen estar listos para dar el salto y darle pelea a los Cavs por la cima del Este.

 

La vida sin Kobe

Kobe Bryant

La otra franquicia insignia de la NBA, los Lakers de Los Angeles, ha sufrido años de vacas flacas, más de los que acostumbra su afición. Ahora, con el retiro de Kobe Bryant, finalmente Jim y Jeanie Buss podrán de presionar al botón de Reset y empezar de nuevo a formar un equipo competitivo. El presente no luce particularmente brillante, y los Lakers probablemente terminarán como uno de los peores de la NBA. Pero con la incorporación de Luke Walton, quien fungió como asistente las pasadas dos campañas con los Warriors de Golden State, y un núcleo de jugadores jóvenes llenos de talento encabezados por D’Angelo Russell, Jordan Clarkson y el novato Brandon Ingram, por primera vez en algunos años los Lakers podrían encontrarse en el camino correcto. Por lo menos los jugadores otra vez tienen alegría en sus corazones, y eso debe reflejarse en la cancha.

Los nuevos viejos Spurs

Kwahi Leonard

Otro equipo que se enfrentará al retiro de su jugador más emblemático es San Antonio. Después de 19 años, será muy extraño no ver a Tim Duncan paseándose por la cancha. Pero a diferencia de los Lakers, quienes tuvieron que volver a empezar de cero, los Spurs tienen en sus filas suficiente talento como para pensar en seguir compitiendo al más alto nivel. Seguro extrañarán la defensa de Timmy, pero llegó Pau Gasol para acompañar a Lamarcus Aldridge debajo de la canasta. Manu Ginobili y Tony Parker tienen como 237 años entre los dos, pero siguen siendo competitivos. Y Kawhi Leonard se perfila para ser uno de los jugadores más dominantes de esta década. ¿Le queda suficiente mágia a Gregg Popovich para seguir compitiendo? Nunca le apuesten en contra a San Antonio.

 

Los partidos de la NBA en México

Devin Booker

Y hablando de los Spurs, podremos verlos en vivo en enero de 2017, cuando la Ciudad de México se convertirá una fiesta completa de la NBA. Por primera vez tendremos dos partidos de temporada regular en nuestro país, y la CDMX será la casa de los Suns durante un par de noches. Phoenix es un equipo muy joven, con un entrenador novato pero con gran idea de cómo se debe jugar al basketball. Devin Booker es una estrella en potencia, y los novatos Dragan Bender y Marquese Chriss serán muy divertidos de ver. Se van a enfrentar a los Mavericks de Dallas y a los Spurs de San Antonio el 12 y 14 de enero en la bella Arena Ciudad de México, un verdadero lujo para los aficionados chilangos. Ver a Dirk Nowitzki, Harrison Barnes, Gasol, Aldridge y Leonard en vivo es una experiencia que nadie que se diga fan del basket puede dejar pasar. Sí, puede ser que los mejores días de Nowitzki estén detrás de él, pero disfrutar del eurostep del alemán, quien terminará su carrera como uno de los mejores anotadores de toda la historia, es un show imperdible.

 

James Harden con Mike D’Antoni

James Harden

Hay pocos jugadores con tanto talento ofensivo como James Harden. Hay pocos jugadores con tan poco interés en el aspecto defensivo como James Harden. Cuando La Barba se conecta, tiene noches de ensueño. Y eso es justamente lo que esperan los Rockets de su superestrella bajo el mando de Mike D’Antoni. El creador de la ofensiva de “7 segundos o menos” de mediados de los 2000 espera poder sacarle todo el jugo a la privilegiada mano izquierda de Harden, y que, ya sin el lastre que resultó Dwight Howard, pueda explotar todo su poder ofensivo. Si Houston hace eso, Harden podría acabar muy alto en la lista de candidatos a jugador más valioso de la temporada.

 

Última llamada para los Clippers

DeAndre Jordan

La ventana para ganar un campeonato, el primero de los Clippers, se está cerrando. Chris Paul sigue siendo uno de los mejores armadores del mundo, pero cada año que pasa su cuerpo aguanta menos, y la sombra de nunca haber pasado de la segunda ronda de playoffs se convierte en un fantasma más y más grande. Blake Griffin regresará al 100% después de romperse una mano el año pasado golpeando a un utilero del equipo, y DeAndre Jordan ha entrenado todo el verano esos tiros libres, pero el tiempo se termina en Los Angeles. Si esta campaña no llegan a las finales de conferencia y le dan pelea a los Warriors, es muy probable que este sea el último año del actual cuadro de los Clippers.

Por: Wookie Williams

Pleca Instagram Sopitas Deportes

Comentarios