¿Qué es la lluvia de estrellas Oriónidas y cuándo la podremos ver?

La madrugada del viernes comenzó un espectáculo natural único que podremos presenciar hasta el próximo 7 de noviembre: la lluvia de estrellas Oriónidas, un fenómeno que se produce cuando la Tierra cruza la cola del legendario cometa Halley, señala la cadena BBC.

De acuerdo con la NASA, esta maravilla astronómica se puede presencia cada año y se da cuando nuestro planeta atraviesa la corriente de escombros polvorosos del cometa: algunos de estos trozos se convierten en meteoros y entran a la atmósfera. Es así que surge la denominada “lluvia de estrellas”.

¿Qué es y cuándo podemos ver la lluvia de estrellas Oriónidas?

Los expertos aseguran que el espectáculo estelar pudo presenciarse desde el pasado 2 de octubre, aunque con poca intensidad. A partir de anoche, 22 de octubre, las condiciones permiten observar el fenómeno con mayor facilidad. ¿La buena noticia? La lluvia se puede observar desde todos los rincones de la Tierra sin necesidad de telescopio.

¿La mala? La polución lumínica de las grandes ciudades impiden apreciar el espectáculo natural en toda su magnitud, además que lo más conveniente es que el cielo esté despejado. Según el sitio Earth Sky, lo más recomendable es presenciar la lluvia entre la medianoche y el amanecer —sin importar el país en el que te encuentres—.

¿Qué es y cuándo podemos observar la lluvia de estrellas?

Bill Cooke, director del departamento encargado de estudiar meteoritos de la NASA, recomienda pasar más tiempo afuera el mirando el cielo ya que esta práctica brinda más oportunidades de ver un meteoro: a que a los ojos les toma alrededor de media hora ajustarse a la falta de luz.

Eso sí, para poder disfrutar de la lluvia de estrellas es necesario ponerse truchas porque los meteoros viajan a una velocidad de más de 66 kilómetros por segundo —apunta la NASA—, aunque también tienden a estallar, por lo que sus restos incandescentes pueden verse durante algunos minutos.

¿Qué es la lluvia de estrellas Oriónidas y cuándo podemos verla?

Se prevé que el brillo de la Luna Menguante dificulte la visión de la lluvia de estrellas, por lo que —para presenciarla en su esplendor— es preferible esperarse hasta los últimos días del fenómeno cuando nuestro satélite natural no ilumine tanto el cielo, con el riesgo de que la intensidad de las estrellas no sea tan alta.

Comentarios