Theo Epstein y Joe Maddon, los hombres que cambiaron la historia de los Cubs

Los Chicago Cubs han terminado con 71 años de mala suerte, de tristezas, de decepciones. La novena de la Ciudad de los Vientos por fin volvió a ser un equipo ganador. Pasaron más de siete décadas para que pudieran conquistar el banderín de la Liga Nacional, para que los fanáticos pudieran celebrar algo, para que se sintieran orgullosos de su equipo.

Todavía les falta lo más difícil, dar ese último paso, acabar con la maldición de la cabra, dar por terminados 108 años sin ganar la Serie Mundial, finalizar con todos los fantasmas que han perseguido a una de las franquicias con más mala suerte en el mundo de los deportes.

El camino al éxito no ha sido sencillo para los Cubs, pero hay dos figuras a las que tienen que agradecer por su regreso a los primeros lugares dentro de la Major League Baseball. El presidente de operaciones de béisbol, Theo Epstein y al manager, Joe Maddon. Estos dos personajes levantaron a una franquicia que había perdido la esperanza, que pensaba que en su destino no estaba la posibilidad de ganar una Serie Mundial.

Maddon y Epstein han cambiado la historia de los Cubs

Epstein llegó a la institución en el 2011. Thomas Ricketts compró a los Cubs en el 2009 y sabía que necesitaba a alguien diferente para que pudiera ayudar a la novena. Desde el primero momento puso su mirada en Theo Epstein. Como Gerente General de los Boston Red Sox terminó con la Maldición del Bambino, implementando un sistema basado en las estadísticas para poder medir de mejor forma el rendimiento de los jugadores. En Boston llevó al pitcher Curt Schilling, cuando parecía una misión imposible. No sólo tenía talento y una visión diferente del juego, también contaba con un enorme carisma.

De acuerdo con un artículo que escribió Alex Rodríguez, los jugadores lo respetan y admiran. Dentro del mundo del beisbol se sabe que “siempre quiere más y que nunca está satisfecho’. Para comenzar a reestructurar un equipo que llevaba dos años sin playoffs, trajo a Jed Hoyer para que lo ayudara como Gerente General.

Los primeros tres años fueron complicados, del 2011 al 2013 finalizaron en último lugar de la División Central de la Liga Nacional y en el 2014 tampoco pudieron obtener un registro ganador. Tomar a Kris Bryant en el draft, cambiar por Anthony Rizzo y firmar a jugadores como Jon Lester, David Ross y Ben Zobrist, son el ejemplo de la habilidad que tiene para detectar talento.

Theo Epstein ha hecho magia con los Cubs

Pero no solamente armar un equipo con grandes elementos es suficiente, también se necesita un manager, un líder que entienda como manejar estas piezas y los pueda convertir en un contendiente. Era tiempo de regresar a la postemporada, los dueños habían tenido mucha paciencia con el proyecto, pero después de cuatro años y no llegar a las 81 victorias hacían que la gente se cuestionara, si Epstein había perdido su magia, o si sólo había tenido mucha suerte con los Red Sox.

Joel Maddon terminó su etapa con los Tampa Bay Rays al finalizar la temporada 2014 y rápidamente los Cubs preguntaron por él. Al igual que Epstein, Maddon sabía como terminar con años de sufrimiento, en el 2006 llegó a la novena de Florida que no tenía una sola temporada ganadora en ocho años de historia.

Al manager le tomó dos años cambiar  la cultura de los Rays y en el 2008 los metió a los playoffs por primera vez. Pero el sueño apenas comenzaba, eliminaron a los White Sox en la Ronda Divisional y en la Serie de Campeonato le ganaron a los Red Sox, en una de las mejores series que se recuerden. Para mala fortuna de los aficionados de Tampa Bay, los Phillies contaban con un gran equipo y en la Serie Mundial solo ganaron un juego.

Maddon tambien cambio la historia de los Rays

En las siguientes cinco campañas entraron a playoffs en tres ocaciones, pero se quedaron lejos de lo que consiguieron en el 2008. No obstante, Maddon seguía demostrando que tenía mucho talento y todos los años hizo de los Rays un equipo contendiente, dejaron de ser el la franquicia de la que todos se burlaban para convertirse en una de respeto.

Pero en el 2014 entendió que la relación había llegado a su fin y decidió cambiar de aires. La historia se repetía, se convirtió en el manager de una novena que históricamente tenía malos resultados y en Wrigley Field se terminaba la esperanza. Pero Maddon cambió esto, sólo le tomó un año demostrar que los Cubs podía competir, en el 2015 finalizaron con un récord de 97 victorias. Eliminaron a los Pirates en le Ronda de Comodines y a los Cardinals en la Divisional. Sin embargo, en la Serie de Campeonato fueron barridos por los New York Mets.

Pero por primera vez en años, la gente no salió decepcionada, no se sintió traicionada, era un sentimiento diferente, había esperanza. Creían que algo grande podía pasar y que el 2015 sólo fue la temporada donde se iban a colocar las bases para convertirse en un equipo ganador.

Joe Maddon ha demostrado ser un gran manager

No estaban equivocados, en el 2016 fueron los mejores, ganaron más de 100 partidos y no tuvieron problemas para eliminar a los San Francisco Giants ni a Los Ángeles Dodgeres. Después de 71 años estaban de regreso en la Serie Mundial.

Theo Epstein y Joe Maddon han hecho un gran trabajo, pero todavía les falta llegar a la meta, dar ese último paso y demostrar que pueden terminar con cualquier maldición sin importar lo complicada que pueda parecer.

Fotos: Getty Images

Pleca Instagram Sopitas Deportes

Estamos hablando de:

Chicago Cubs Joe Maddon