Allah-Las: de trabajar en una tienda de discos, a componer los propios

La historia de Alla-Las es muy parecida a la de muchas bandas: un grupo de amigos que simplemente desean tocar juntos, logran grabar un disco y lo demás se va dando poco a poco. Sin embargo, un detalle curioso de la banda es que algunos de sus integrantes trabajaron en la mítica tienda de discos Amoeba de la ciudad de Los Angeles, el mejor trabajo para un amante de la música.

Po ello pasaron de vender discos, a hacerlos, y este año regresaron a la escena con Calico Review, su tercer álbum para el cual decidieron darle un giro a su sonido al dejar de trabajar con Nick Waterhouse, quien había producido sus discos anteriores, para hacer un trabajo distinto que incluyó también una nueva instrumentación.

Al respecto, platicamos con la banda vía telefónica, quienes aunque no se escuchaban con la mejor disposición del mundo, nos contaron algunos detalles del proceso de este disco, así como de sus próximas dos visitas a nuestro país, ya que tocaran en el Festival Trópico y en el Corona Capital 2016.

al2

Sopitas.com: ¿Fue complicado para ustedes hacer la transición de un grupo de amigos al de una banda profesional que debe tomar decisiones y a veces, hacer un lado la amistad?

Alla-Las: Fue una transición que sucedió a lo largo de varios años, porque empezamos a tocar juntos en 2008, y sólo era un hobby que teníamos. Empezamos a dar shows muy poco tiempo después de eso porque tocábamos lo más que podíamos en la ciudad, y fue un proceso gradual en donde 4 años después lanzamos nuestro primer disco e hicimos un tour más grande, pero todo fue paso a paso. No importa que fuéramos amigos cercanos, en realidad eso ayudó a tomar decisiones, nos ahorró el tener diferencias entre nosotros y a permanecer juntos.

S: Leí que dos de ustedes no dominaban del todo sus instrumentos cuando empezó el grupo ¿Cómo afectó esto al desarrollo de la música de la banda?

AL: Spencer tocaba el bajo antes de empezar el grupo, pero Miles no tocaba la guitarra del todo bien cuando empezamos, tuvo que aprender en el camino. Al final no somos la única banda que sus integrantes no eran músicos profesionales antes de empezar, creo que es algo que le sucede a muchas. A veces los grandes artistas vienen de la práctica, y el estar tocando mucho te ayuda también a mejorar y a dominar la técnica, te abre también más posibilidades para crear, eso es lo divertido y lo emocionante de todo esto.

S: ¿Qué cambió ahora que dejaron de trabajar con Nick Waterhouse para su nuevo álbum Calico Review? ¿Qué aprendieron cuando trabajaron con él?

AL: Nick fue siempre muy bueno al facilitarnos todo lo que nosotros siempre queríamos hacer, él es grandioso en el estudio y nos llevamos muy bien, pero hubo algunos de los primeros discos donde queríamos participar más en el producto final, así que el trabajar con un nuevo productor de alguna forma no cambió mucho, porque seguimos siendo nosotros. Pero lo que hicimos ahora fue hacer más demos, y clavarnos más en producirlos, eso fue una de nuestras preocupaciones ahora que cambiamos de productor.

al1

S: También metieron otros instrumentos como melotrón y violín, ¿cómo cambió su sonido con esto?

AL: Quisimos agregar más colores sonoros al disco y cosas así. Siempre habíamos usado guitarra, bajo, batería y voz, pero ahora quisimos agregar otros instrumentos, probar nuevas cosas. 

S: Trabajaron en el estudio donde se grabó el Pet Sounds, ¿son fans de los Beach Boys?

AL: Por supuesto, somos grandes fans y ahora tendremos la oportunidad de tocar junto a Brian Wilson en un festival en México en Acapulco, y será un gran honor tocar junto a él. 

S: ¿Qué tanto afecta esta nueva instrumentación que utilizaron en el disco para las presentaciones en vivo?

AL: Creo que todas las bandas se escuchan distinto  en vivo y cuando los escuchas en un disco. A lo mejor en vivo tienes más tiempo para pensar las cosas más sabiamente, además tienes ese energía que sólo se consigue sobre el escenario, algo que nunca obtienes trabajando en un estudio.

al3

S: ¿Cuál creen que sea el verdadero reto hoy en día para una banda independiente? 

AL: Poder vivir de esto, porque hay más bandas que pueden salir de tour y grabar un disco, pero al mismo tiempo hay más personas que buscan formas de cómo hacer dinero, a diferencia de antes que no había tantas. Así que ahora lo más difícil es hacer tu propio camino en medio de tantas propuestas.

S: Hace poco comenzó a correr el rumor de que Amoeba podría cerrar, y algunos de ustedes trabajaron en esa tienda ¿Cuál creen que sea la importancia del lanzamiento físico de la música? Parece que el mundo digital está ganando la batalla 

AL: Es impresionante que hayan escuchado de la posibilidad de que Amoeba cierre también, es impresionante como se mueven las noticias alrededor del mundo. Creo que es una tienda que ha sido importantísima para la música, pero al mismo tiempo todos los imperios caen eventualmente, y estoy seguro que Amoeba podrá construir una tienda en otro lado en Los Angeles. La música digital ofrece más beneficios ahora, y hay más dinero que va a parar directo para la gente que trabaja en ello, y eso no depende los artistas, pero es muy comprensible. 

S: ¿Hay algún disco que hayan descubierto mientras trabajaban en Amoeba que los haya marcado?

AL: Uno de los artistas que empezamos a escuchar mientras trabajábamos ahí fue Jonathan Richman. Durante los cuatro años que estuvimos trabajando ahí escuchamos todos los discos que él ha hecho, y nos encanta su forma de componer, y el estilo de su música.

S: Ustedes grabaron el video de “Follow You Down” en México, ¿hay algo que recuerden de forma especial cuando lo grabaron?

AL: Sí, fue en Baja  California en San Quintin, e hicimos muy buenos amigos. Al grabar ese video nos reencontramos con mucha gente que no habíamos visto en algún tiempo, y tener tanta gente querida alrededor de este proceso lo hizo todo muy fácil y divertido para nosotros, sobretodo para soportar el calor.

S: Y ahora que regresen para sus dos shows, ¿qué es lo primero que les gustaría hacer o probar acá?

AL: (En español) ¡Tacos! ¡Margaritas!

Por: Abraham Huitrón /@abrahamhuitronv

Estamos hablando de:

Entrevista