Francia evacua “La Jungla” de Calais, el campamento de inmigrantes más grande de Europa

Considerada como una “operación humanitaria”, la evacuación de “La Jungla” de Calais, ocurre de forma aparentemente ordenada y tranquila. Los miles de refugiados provenientes de Afganistán, Etiopía, Sudán, Eiritrea y muchos otros lugares del mundo (la mayoría con intención de llegar a Reino Unido), serán distribuidos en los 451 centros temporales que se ubican en toda Francia.

Considerado como el campamento improvisado más grande de toda Europa, “La Jungla” de Calais albergaba a cerca de 7 mil inmigrantes y era un motivo de críticas para las políticas migratorias francesas; por ello, el proceso para borrar dicho campamento ha sido considerado como “histórico” por las autoridades galas.

“Todo está planeado para que Francia esté a la altura”, comentó Bernard Cazeneuve, ministro del Interior francés.

calais-francia-jungla1

El realojamiento de migrantes se prevé que dure alrededor de una semana. Aunque la gran mayoría siguen las instrucciones de las autoridades pacíficamente, se tiene la preocupación de que algunos de ellos se aferren a su intención de llegar a Reino Unido, lugar al que fueron llevados alrededor de 200 niños de los cuales 60 eran niñas en riesgo de explotación sexual, explicó la ministra de Interior británica, Amber Rudd.

Con el fin de transparentar todo lo relacionado con ésta, que es considerada una “operación humanitaria”, las autoridades francesas tratan de ofrecer a la numerosa prensa acreditada todas las facilidades posibles. “Cierto, para poder considerar que lo hemos hecho bien hay que esperar hasta el final y, sobre todo, ver cómo evitar otra ‘jungla’ aquí o en cualquier otro lugar de Francia”, señaló el portavoz de Interior Pierre-Henry Brandet.

No todo es “felicidad”: por el momento, algunos inmigrantes han sido colocados en centros vacacionales que se encuentran cercanos relativamente vacíos… situación que ha hecho que algunos residentes expresen su descontento. Temen que los migrantes perturbe la tranquilidad del lugar, así como que algunos de los recién llegados irrumpan en las casas que, por el invierno, se encuentran momentáneamente abandonadas. Sin embargo, también están aquellos a los que no les importa la llegada de los migrantes (45% de ellos afganos): piensan que es muestra de humanidad dar la bienvenida a quienes han pasado por la miseria de Calais.

Aunque se les anima a los migrantes a pedir asilo en Francia y, quizás, después la residencia permanente, todavía muchos de ellos no desisten del objetivo por el que llegaron a Calais: entrar a Reino Unido.

En sus inicios como centro migratorio, en enero de 2015, Calais tenía capacidad para únicamente 400 personas… sin embargo, la “Jungla” estalló y en ella llegaron a habitar hasta 10 mil migrantes, esto para descontento de una ciudad cuya población apenas alcanza los 70 mil habitantes. “Aún no sabemos adónde vamos, pero seguramente será mejor que La Jungla, que está hecha para animales y no para seres humanos”, comenta un joven afgano mientras hacía fila para abandonar el campamento.

La desaparición de “La Jungla” de Calais fue una promesa hecha por el presidente francés François Hollande. El campamento improvisado será demolido y, con su desaparición se espera por fin cerrar un episodio de la que es considerada la peor crisis migratoria en Europa desde la Segunda Guerra Mundial.

*Vía BBC, El País, La Jornada
Comentarios