‘Ask for Angela’: la campaña ayuda a las mujeres a librarse de una cita insegura

Que lance la primera piedra quien nunca ha estado en una cita incómoda… Ninguna pedrada nos llegó y es que en el espinoso camino del amor uno tiene que superar pruebas como las malas citas, sin embargo ahora se puede tener un aliado en los meseros, quien mejor que ellos para intervenir en medio del desastre.

Esta gran idea comenzó en Inglaterra, como una nueva iniciativa para ayudar a las mujeres que se sientan incómodas en una cita. A través de una palabra clave, todas las señoritas que se sientan acosadas o en una situación de peligro  podrán pedir ayuda a un mesero.

El programa se llama “Ask for Angela” (Pregunta por Angela) y forma parte de la campaña #NoMore del Consejo del Condado de Lincolnshire que tiene como objetivo contrarrestar la violencia y el abuso sexual contra las mujeres. Desde su inicio la campaña causó revuelo y se volvió viral en redes sociales, en donde se sugiere que el programa se extienda por todo el país.

Una campaña que involucra a los meseros contra el abuso sexual en Inglaterra

De acuerdo con los carteles que anuncian el programa, lo único que deben de hacer las mujeres que sientan que su cita va demasiado rápido al punto de volverse peligrosa, es ir a la barra, ‘preguntar por Angela’ y el personal del establecimiento le ayudará a pedir un taxi o a sacarla de la situación de forma discreta.

‘Ask for Angela’ se puso en marcha en coordinación con el esquema Pubwatch de Lincoln, que sirve de enlace con la policía para hacer más seguros los bares y restaurantes de esa ciudad.

burn-gif

 

“Queríamos hacer esto de una manera más organizada, por eso trabajamos con el esquema Pubwatch de Lincoln para obtener los bares de la zona dispuestos a participar,” dijo Hayley Child, coordinadora de estrategia contra el abuso sexual del Consejo del Condado de Lincolnshire.

De acuerdo con Hayley Child, la campaña ha sido bien recibida no sólo por el condado sino por todo el país que espera que se extienda. Y es que de verdad no es una mala idea, debería de internacionalizarse para garantizar la seguridad de las mujeres que se sientan en una situación incómoda.

Estamos hablando de:

Acoso sexual inglaterra