La Ofrenda Musical de Día de Muertos: David Bowie

Este 2016 ha sido un año trágico para la música. Son varios los artistas que nos han dejado, cuyo legado queremos recordar y homenajear. A partir de hoy, hasta el lunes 1 de noviembre, lanzaremos un arte coleccionable de cinco músicos emblemáticos cuya muerte todavía nos tiene tristes.

 

David Bowie

Siempre fue más allá de lo evidente. Su curiosidad y perfeccionismo lo llevaron a desarrollar conceptos que revolucionaron la escena musical y la concepción del artista “común y corriente”. Estableció muchas de las bases para componer música hoy. A lo largo de los años, David Bowie se convirtió en un modelo a seguir (continúa siendo uno grande), nos demostró que el límite es el Universo.

Fue un viajero que se atrevió a explorar el arte, el performance y por supuesto la música. Cuando falleció, hasta la NASA mandó sus condolencias. Su muerte estuvo llena de misticismo: falleció dos días después del lanzamiento de su vigésimo quinto disco, Blackstar y dos días después de su cumpleaños 69. Para muchos su último y mejor acto.

Hoy, a cinco décadas de iniciada su carrera, David Bowie continúa como uno de los artistas más referenciados –como tantas veces–. En esta última etapa, no destacó por sus looks glams/andróginos, su bisexualidad, o sus ojos bicolor, sino por su mera honestidad. Hoy hay una “estrella negra” arriba de nosotros, que aún lejos, continúa mandándonos música. Descanse en paz.

 

 

Y como no puede faltar en ninguna ofrenda, a cada uno les escribimos una “calaverita”. Sí, con rimas, prosa y la picardía que caracteriza esta época llena de flores de cempasúchil, copal y pan de muerto.

Bowie ofrenda musical

 

Caminaba Bowie, fumándose un buen tabaco
Creo que esto fue cerca de su casón.
Inspirarse trataba, para componer su mejor creación.
¿Cómo la llamaré?, se preguntaba ofuscado
Quiero que esto sea mejor que el glam rock
En eso se vio inspirado,
¡Ya sé, la llamaré “Modern Love”!
De repente alguien le toca el hombro
Y Bowie perdió la concentración
¿Eres tú Tony?, preguntó con asombro
Me quitaste la atención.
No soy Tony, la muerte dijo gritando,
Ni vengo por una composición
Y aunque famoso fuiste cantando,
De aquí nos vamos derechito al panteón.

 

Estamos hablando de:

David Bowie Dia de muertos