Editors Choice

Venezuela: oposición cocina “juicio político” contra Maduro

La cancelación del referéndum revocatorio fue la gota que derramó el vaso: la Asamblea Nacional de Venezuela aprobó iniciar un procedimiento que podría culminar con juicio político contra su presidente.

Vivir en crisis política, económica y energética; a eso súmenle desabasto de alimentos y falta de libertad de expresión… sólo era cuestión de tiempo para que Venezuela llegara al punto en que se encuentra. La cosa es ver hasta dónde llega. Por lo mientras, la oposición (que domina la Asamblea Nacional) dio el primer paso para poder destituir al ya nada carismático Nicolás Maduro.

maduro

Bueno, no será un juicio político como tal, ya que tal figura no está presente en la constitución de la República Bolivariana, sin embargo sí se le podría aplicar el llamado “abandono de cargo” al sucesor de Hugo Chávez, acusándolo –principalmente– de traicionar los designios para los que fue electo… ya saben, como respetar la legislación, la democracia y siempre buscar el bien común.

Por si la situación que vive Venezuela no fuera suficiente para iniciarle el proceso al hombre al que le hablan los pajaritos, el “abandono de cargo” se le aplica al acusarlo de propiciar la ruptura democrática con la suspensión del referéndum revocatorio, el cual estaba en la fase de recolección de firmas para ver si se celebraba o no… sin embargo, el Ejecutivo acusó que muchas de ellas eran fraudulentas y, por ello, el  Consejo Electoral pospuso hasta nuevo aviso el proceso.

Aunque parecería “simple” la acción de Maduro, ésta tiene importantes consecuencias: la suspensión del referéndum implica que éste entonces no podrá celebrarse antes del 10 de enero de 2017… ya después quizás se haga, pero de ser el resultado negativo para Maduro, no ´sería necesario celebrar nuevas elecciones, ya que el vicepresidente se encargaría de concluir el mandato. Todo esto es igual a: permanencia del chavismo en el poder hasta 2019.

nicomaduro_

Y viendo que se le venía la noche con la oposición, Maduro hizo lo que cualquier presidente medianamente cuerdo haría… ¿negociar, reconocer sus errores? No: ir con el Papa, para ver si le echa la mano.

Así es: mientras su país estaba (y está) que hierve, Maduro se echó una gira exprés por países petroleros de Asia y el Medio Oriente y, ya cuando iba de regreso para Venezuela, decidió hacer una escala en el Vaticano, ahí, el sumo pontífice le pidió comenzar el diálogo en su país “con valentía”, según reporta El País.

Aunque Francisco no se dirigió a la oposición, el enviado especial del Pontífice para Venezuela, Emil Paul Tscherrig, fue quien anunció el “milagro” al comentar que la ronda de diálogo iniciaría el próximo domingo. No obstante, no tardó mucho para que líderes de la oposición (uno de ellos Henrique Capriles) terminaran rechazando la apertura del diálogo. Pero quizás ni hará falta hará…

Si la intervención divina no es suficiente para apaciguar las ganas que tiene la oposición de derrocar a Maduro, quizás lo hagan las fuerzas militares: en declaración transmitida en cadena nacional, el Ministro de Defensa de Venezuela, Vladimir Padrino López, aseguró que las Fuerzas Armadas rechazan la existencia de un golpe de Estado, remarcando que la institución que representa es profesional y sin militancia política, por lo que su lealtad al presidente es incondicional.

Ya con todo ese apoyo, no sorprende que, al llegar a Venezuela, Maduro desestimara lo decidido en el Congreso… según él, todo el golpeteo viene desde Estados Unidos: Podrán ir a su rincón de amargura, pegar cuatro gritos y de allí no pasarán, sostuvo.

Comentarios