¡Celebrando el cumpleaños de Samuel L. Jackson con sus escenas más épicas!

Puede que parezca un miércoles común y corriente, pero no es así, porque hoy se celebra el cumpleaños de uno de los actores más icónicos en el rubro del cine: hablamos del gran Samuel L. Jackson.

¿Creen que estamos exagerando? ¡Por favor! Este hombre ha sido un maestro Jedi, Nick Fury, un asesino a sueldo, una entidad demoníaca, un viejito racista, un cazador de Jumpers, aquel sujeto que combatió serpientes en un avión y hasta el almuerzo de un dinosaurio. Sería un insulto decir que no merece un espacio en Sopitas.com para recordar sus grandes hazañas.

Por eso vamos a hablar un poco de nuestro muchacho y de la gran personalidad que ha demostrado a lo largo de su amplia carrera fílmica. Al mismo tiempo, queremos darle un algo de acción a todo este asunto, así que también pondremos algunos de los momentos más épicos que este hombre de acción ha tenido en el cine.

Samuel Leroy Jackson nació el 21 de diciembre de 1948 en Washington, D.C., Estados Unidos. Vivió varios años junto a su mamá y su padrastro, hasta que acudió a la universidad Morehouse College en Georgia y terminó su Licenciatura en Arte Dramático. Después decidió comenzar a ejercer su carrera, pero al principio sólo participó en películas sin mucha repercusión.

Ok, hagamos una pausa para escuchar una frase genial de Jackson en Pulp Fiction:

Bien, continuando con la historia, no había mucha suerte para el actor, hasta que apareció en Patriot Games junto a Harrison Ford. Eso le abrió camino para poder participar en filmes con más impacto, como Jurassic Park, donde interpretó a aquel sujeto que terminó siendo el monchis de un velociraptor.

Acá el momento en que es trolleado por su compañero de trabajo cuando trata de apagar todo el sistema en el Parque Jurásico.

Fue después de eso que comenzamos a verlo en las películas de Quentin Tarantino, siendo Pulp Fiction la que lo transformaría en un personaje icónico en la cultura popular. Este papel le consiguió nominaciones al Oscar, al Globo de Oro y al Premio del Sindicato de Actores, todas ellas por Mejor Actor de Reparto. Después encadenó su rol con la cinta Die Hard: With a Vengeance.

Hagamos otra pausa, porque ya los vemos con ganas de otro gran momento de Samuel L. Jackson.

En los años siguientes intervendría en varias producciones como Jackie Brown, Sphere, Out of Sight y The Negociator, pero fue hasta 1999 que dio un cambio de aires cuando decidió convertirse en el gran Mace Windu para Star Wars: Episode I – The Phantom Menace. La película recaudó más de 920 millones de dólares en las taquillas de todo el mundo.

Después llegarían otros filmes como Shaft, Unbreakable y XXX -esta última también fue un gran éxito en taquillas. Pero estas sólo lo estaban preparando para que regresara como Jedi en Attack of the Clones.

Ya hablamos mucho, va otra escena de este grande.

Además de sus papeles en el cine, Jackson también prestó su voz para la película animada The Incredibles y el juego Grand Theft Auto: San Andreas. En 2006 se pondría a combatir a unas cuantas serpientes en Snakes on a Plane, un filme que, siendo francos, no trata más que de reptiles locos en un avión.

Miren, así es como alguien debe encargarse de un montón de serpientes que invaden su avión:

Por esas mismas fechas, regresó como Mace Windu para The Revenge of the Sith y… bueno, ustedes ya saben qué le ocurre al tener una disputa con Anakin Skywalker. Va el momento en que Darth Sidious lo electrocuta con sus poderes malignos.

En los últimos años encadenaría títulos como la cinta de terror 1408, Jumper, Lakeview Terrace y The Spirit. Pero la edad no le impidió seguir siendo un un hombre de acción, ya que que para 2010, aparecería como Nick Fury en Iron Man 2. Esta no sería la última vez que lo veríamos como el director de S.H.I.E.L.D., porque hizo varios cameos en Thor, Captain America y en la saga de The Avengers.

Lol, ¿se acuerdan cuando se puso a platicar con Tony Stark mientras desayunaba con él?

En 2012 tuvo un papel increíble en Django Unchained, dando vida al viejito molesto que odiaba a cualquier persona negra que se le quisiera subir a las barbas. Es más, chequen este video y después nos dicen si no caía gordo.

Apenas el año pasado participó en Hateful Eight, un filme que, aún cuando no tiene demasiada acción, posee una historia que envuelve a cualquiera que la ve desde el principio hasta el final. Para 2016 lo veríamos actuar en Miss Peregrine’s Home for Peculiar Children, interpretando a una criatura maligna conocida como “Wight”, que se alimentaba de los seres con poderes sobrenaturales que protagonizaban la película.

Por último, se sabe que formará parte de la versión live-action de Afro Samurai, pero todavía no existen muchos detalles relacionados con esta producción.

Bueno, chicos y chicas, así es como llegamos al final de este post, pero no sin antes decirles que le deseen un feliz cumpleaños. Esperemos que nos dure muchos años, porque un crack como él, sólo nace una vez por cada siglo.

Comentarios