El 2017 le pega duro a México

A pocos días de iniciado el año ha pasado mucho en el país. Parecería que terminado el Lupe-Reyes se hace más palpable la triste realidad y hay una tensión constante en el aire. El 2017 nos quiere demostrar que siempre se puede estar peor y viene con todo. A continuación una breve lista, a la que le falta mucho, que resume lo sucedido hasta el momento. Todo esto ¡en tan sólo siete días!:

  • Marchas en varios estados del país desde el primer día
  • Bloqueos de carreteras
  • Saqueos a negocios
  • Ataques de pánico social
  • Calles desiertas
  • El disparo al oficial del consulado de EU en Guadalajara
  • El hermoso y comprensivo mensaje de nuestro ilustre Presidente

Cielo gris muy ad hoc

Como si no fuera suficiente, el clima y la contaminación no ayudan: ayer se activó la primera Fase 1 de contingencia ambiental del año en el otrora DF. Ecatepec fue la zona más afectada. La no tan mala noticia es que por suerte sólo afectó parte de la metrópoli, no hubo restricción vehicular y que fue retirada esta mañana.

¿Qué sigue?

Aunado a eso, el día de hoy la estación de metro Zócalo cerró durante aproximadamente cuatro horas por la presencia de manifestantes durante el mitin en el cual participó el padre Alejandro Solalinde. Los automovilistas tuvieron que buscar rutas alternas ante el bloqueo. Las marchas y los bloqueos continúan en gran parte del país. El dólar le sigue ganando terreno al peso… todo parece indicar que el descontento social y la precaria situación económica aumentan y no hay pa’ cuando detenerlos. No nos queda otra que armarnos de valor para aguantar lo que sigue. Esperemos que mañana, domingo, se detenga la furia del 2017 aunque sea un ratito, total hasta Dios descansó el séptimo día, ¿o no?

Notas relacionadas:

Comentarios